No le perdonaron la vida

Ramón Ugarte murió el 25 de enero de 2019 producto de un desequilibrio electrolítico, después de pasar seis meses en prisión sin atención médica