Niña nica cuenta cómo se salvaron del incendio en La Carpio

En el incendio murieron siete personas, tres de ellas nicaragüenses

La familia de nicaragüenses que logró salvarse del voraz incendio ocurrido a las 3:54 de la madrugada del sábado en La Carpio. HOY/Cortesía Grupo Nación

“No me puedo quedar aquí, no quiero morir, quiero vivir, quiero quedarme con mi familia”. Eso era lo que pensaba Diana García González, una de las sobrevivientes del incendio en La Carpio, La Uruca, que cobró la vida de siete personas la madrugada del sábado pasado.

García es una adolescente de 12 años. Ella estaba en compañía de su hermana Génesis González —de 14 años—, Milady González (mamá de ambas adolescentes) y del padrastro Michael Antonio Velásquez, todos nicaragüenses, cuando relató los minutos de terror que afrontaron mientras escapaban del humo y las llamas que encerraba la cuartería en la que vivían.

Los integrantes de la familia tenían rasguños, moretones y cortadas que al momento de la tragedia no les dolieron, con tal de salvarse.

La colegiala dijo que tuvieron que caminar descalzos sobre clavos y láminas de zinc para salir con vida.

“Ese momento se veía como cuando uno cierra los ojos y todo se ve oscuro, se respiraba humo y uno se asfixiaba. No hubo tiempo para buscar nada, ni los zapatos, solo había que salir”, expresó la joven.

Las autoridades ticas todavía no han brindado los nombres de las víctimas. HOY/Cortesía Grupo Nación

Cuenta que le costaba respirar y solo le pedía a Dios fuerzas para no morir. Asegura que por un momento se desmayó y al reaccionar imaginó que iba a morir.

“Le dije a mi mamá que no podía respirar, ella me decía que respirara profundo, me tranquilizara y luego que empezara avanzar”.

“Luego mi padrastro sacó a la chiquita (vecina de 7 años), porque ella lo empujó, le agarró la mano y le dijo ‘ayúdeme, ayúdeme, por favor, yo quiero vivir’, mi padrastro la ayudó, luego sacó a mi hermana”, recordó la colegiala.

“Le dije a mi mamá: ‘salte usted primero’, pero ella me dijo ‘vaya usted, que lo importante son ustedes dos (hijas)’, ella me tiró y la vecina me agarró, cuando estaba en el suelo salí en carrera y choqué con una pared, ahí me agarraron, me dieron agua, solo tosía y lo que salía por la nariz cuando respiraba era humo, fue muy difícil salir de ahí”, aseguró la muchacha.

...

Notas Relacionadas