Vende mientras deleita a los clientes con la guitarra

Don Flavio Méndez, de 53 años, ha recorrido los diferentes pasillos del Iván Montenegro por 20 años aproximadamente

Toca la guitarra desde que era un niño, en sus tiempos libres no hace otra cosa más que tocarla y practicar tonos de voz. HOY/ Roberto Fonseca

HOY

Don Flavio Méndez, de 53 años, ha recorrido los diferentes pasillos del mercado Iván Montenegro por 20 años aproximadamente. Primero como funcionario de limpieza de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) y después como vendedor ambulante. Ofrece cosa de horno.

Méndez es originario del departamento de Matagalpa, se vino a Managua desde muy joven porque quería mejorar su estilo de vida. Se quedó a vivir aquí porque se enamoró del ambiente acogedor del centro de compras.

“Conozco a todo mundo en este mercado, cuando quiero descansar me vengo a algún tramo, agarro la guitarra y empiezo a tocarla, sobre todo cuando quiero refrescarme, me pongo también a cantar y ya regalo un momento alegre al que se detenga a observarme, así logro vender también”, dice Méndez.

Pasión

La guitarra y su pana de cosa de horno son su compañía. HOY/Roberto Fonseca

El señor Flavio aprendió a tocar la guitarra a los ocho años. Un hermano le enseñó y en una semana ya lo estaba haciendo solo.

“Es que cuando uno es apasionado aprende muy rápido, no hay nada que te lo impida. En mis tiempos libres en casa le canto himnos a Dios, soy muy creyente, y de esta manera le demuestro mi amor, para que todas sus bendiciones anden conmigo, estoy contento con lo que hago, y aquí seguiré trabajando hasta ya no tener fuerzas”, subraya el marchante.

...

Notas Relacionadas