Milton Hernández y su labor altruista con los niños de su natal Ciudad Sandino

Recientemente, Milton vino a Nicaragua y repartió 11 balones, no solo a los niños de su academia, sino a otros de conjuntos aledaños.

Milton Hernández junto a los jugadores de su academia de baloncesto Onda Jr. recientemente en Ciudad Sandino. Foto Rosa Membreño.

HOY

Desde pequeño Milton José Hernández Baquedano practicó deportes, primero beisbol y luego baloncesto, sin imaginar que por medio de este último cambiaría la vida de varias personas en su natal municipio de Ciudad Sandino gracias a la creación de la academia Onda Jr. y que tiene soñando a los chavalos en grande.

Todo inició hace 15 años, cuando Milton entrenaba por la tarde en la cancha de su barrio Pedro Joaquín Chamorro, uno de los más peligrosos para entonces, ubicado en la zona cuatro de dicho municipio, del departamento de Managua.

“Cuando empecé a entrenar baloncesto en la cancha de mi barrio nadie practicaba, pero poco a poco empezaron a llegar jóvenes en riesgo y fui haciendo amistad. Esos jóvenes tenían problemas de droga, otros eran pandilleros y otros huelepega, pero poco a poco les fue gustando el baloncesto, al punto de decirme que si podían jugar conmigo o si les podía enseñar”, recuerda Milton, de 35 años de edad.

Es así como nace el equipo La Nueva Onda, que con el tiempo dio origen a la academia de baloncesto Onda Jr.

“Comencé a trabajar con estos jóvenes por medio del baloncesto. El nombre del equipo La Nueva Onda fue algo psicológico porque ellos querían cambiar su vida, vivir una nueva vida, tener una vida diferente”, agregó Milton, quien jugó baloncesto hasta su etapa universitaria cuando estudió Contabilidad Pública y Finanzas.

Milton Hernández junto a los jugadores del equipo Onda de su academia de baloncesto en la cancha de la zona seis de Ciudad Sandino durante su visita a Nicaragua recien temente. Foto Rosa Membreño.
Milton Hernández con los atletas del equipo Onda, categoría Libre, de su academia de baloncesto en Ciudad Sandino durante su visita a Nicaragua recientemente. Foto Rosa Membreño.

Se extiende

Con el tiempo, la necesidad obligó a Milton a buscar nuevos y mejores horizontes en Estados Unidos, pero jamás olvidó su proyecto, sino que lo amplió dando origen a su academia Onda Jr, que aglutina a casi 60 atletas en las categorías Junior, Pasarela y Libre.

“Cuando vi el cambio que se podía hacer en los jóvenes me sentí motivado, es algo indescriptible, desde que descubrí eso me ha gustado ayudar, aunque esté lejos se que aquí hay necesidad. Mi hijo Axel también practica baloncesto y eso me motivó más”, confesó Hernández.

Recientemente, Milton vino a Nicaragua y repartió 11 balones, no solo a los niños de su academia, sino a otros aledaños.

“Por medio de mi trabajo paso ahorrando todo el año y voy comprando balones. Sé que es una motivación para los niños y para mí, es satisfactorio, por eso me esfuerzo, esta es mi misión, así colaboro con la sociedad. Quiero que los niños practiquen el baloncesto o al menos lo conozcan”, finalizó Milton, quien espera formar un equipo femenino en un futuro no tan lejano.

Axel Hernández heredó de su padre la pasión del baloncesto. Foto Cortesía
Axel Hernández heredó de su padre Milton, la pasión y el talento por el baloncesto. Foto tomada de la cuenta de Facebook de Axel Hernández.

Gran ayuda

Pero Milton Hernández no está solo con su academia. Jonny Rugama es el entrenador de las tres categorías de la Academia de Baloncesto Onda Jr.

“Además de entrenar soy un jugador activo. Mi hijo Jonny (9 años) me inspiró a enseñar baloncesto, hasta formar el equipo Onda Junior con la ayuda de Milton. Recuerdo empecé a entrenar a mi hijo en la cancha y después poco a poco otros niños fueron llegando, ellos también querían aprender, fue entonces cuando le pedí ayuda a  Milton y sin dudarlo aceptó. Los niños han jugado además de Ciudad Sandino en Managua y eso los  ha motivado mucho al igual que a mí”, señaló el entrenador Rugama.

...

Notas Relacionadas