Desde que empezó la crisis en el país se dedica a vender jugos

Antes vendía anteojos en un lugar fijo, pero las ventas bajaron, y él necesitaba llevar el sustento a su familia

Miguel Murillo se ha ganado a su clientela en el Roberto Huembes por su forma de ser tan carismática. HOY/FOTO: Roberto Fonseca

HOY

Miguel Murillo vende jugo de naranja de forma ambulante en el mercado Roberto Huembes desde el año pasado. La crisis sociopolítica que comenzó en abril pasado lo llevó a dar un giro. Antes vendía anteojos en un lugar fijo, pero las ventas bajaron, y él necesitaba llevar el sustento a su familia.

“No estaba viendo ganancias, entonces un amigo me recomendó vender refrescos, porque es algo que la gente siempre compra. Yo no quería ser un vendedor más, así que me equipé con todo lo necesario, y le preparo la bebida al cliente frente a ellos”, dice el señor.

Murillo cuenta que invirtió aproximadamente 4,000 córdobas en su negocio. Vende hasta 50 vasos den jugo al día, cuestan 25 córdobas. Pero si el cliente le pide un vaso más pequeño perfectamente se lo hace, con tal de ganarse su dinerito.

Confianza

HOY/FOTO: Roberto Fonseca

“A la gente le gusta comprarme porque ven la forma en la que trabajo. Me gusta transmitir higiene. Camino mi cajilla para depositar la basura, tengo mis toallas para limpiar las tablitas que camino sobre la carretilla y también las herramientas con las que pelo y exprimo las naranjas, gracias a Dios me va bien, espero pronto poder visitar otros centros de compras para que también me vayan conociendo”, manifiesta Miguel, de 33 años.

Murillo cuenta que todos los días va al mercado Oriental para abastecerse de producto, al Huembes llega a trabajar a partir de las ocho de la mañana. Su motivación son sus dos hijos. Dice que por ellos es que lucha cada día.

...

Notas Relacionadas