Exintegrante del BID llama a “evitar otra Venezuela” en Nicaragua

En caso de caer en la situación de Venezuela, el destino de Nicaragua será menos halagüeño, ya que el primero "es un país petrolero pero el segundo depende "de la confianza y la seguridad política y jurídica"

Edmundo Jarquin, ortega, daniel, represión, crisis, Nicaragua, venezuela, economía, reformas seguro social

Edmundo Jarquín, excandidato a la presidencia. HOY / Archivo

HOY

El exintegrante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y analista político Edmundo Jarquín, llamó ayer a “evitar otra Venezuela” en Nicaragua, que al igual que el país sudamericano, sufre una grave crisis debido al rechazo mutuo entre una parte aparentemente mayoritaria de la población y su presidente, Daniel Ortega.

Jarquín hizo el llamado ayer sábado en su blog La Nicaragua Linda, porque “ante el empecinamiento de Ortega estamos a punto de tener otra transición catastrófica que, en verdad, ya empezó para las decenas de miles de nicaragüenses que han perdido el empleo”.

El economista resaltó que “la gravedad económica en Venezuela” se debe a “la equivocación de sus políticas económicas, y el despilfarro por corrupción y equivocados cálculos geopolíticos y no tanto por sanciones de la comunidad internacional”.

Según Jarquín, si bien Nicaragua no ha perdido activos económicos fijos, como plantas industriales o infraestructuras, “hemos perdido activos no financieros que nos tomará muchos años recuperar”, entre los que señaló el descenso de la calificación de agencias de crédito, confianza económica, seguridad ciudadana o imagen turística.

El experto, un excandidato a la Presidencia y sandinista disidente, cuestionó a Ortega al advertir que el “régimen dictatorial, en vez de ceder para iniciar la solución de la crisis política que está detrás del declive de la actividad económica, nos expone a las sanciones internacionales que están precipitando el desenlace de Venezuela”.

Un ejemplo de esto, según Jarquín son las recientes modificaciones a la seguridad social, que elevan las tasas de cotización para empleadores y trabajadores, y bajan el monto de las pensiones, así como la propuesta de reformas tributarias, que encarecerán de forma dramática el costo de la vida en un país que perdió más de 400.000 empleos en los últimos 9 meses.

En caso de caer en la situación de Venezuela, el destino de Nicaragua será menos halagüeño, ya que el primero “es un país petrolero con una renta externa que ayudará a su recuperación económica”, pero el segundo depende “de la confianza y la seguridad política y jurídica”, subrayó.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo sólo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

La CIDH ha señalado al Gobierno de Ortega de practicar crímenes “de lesa humanidad”, y la Organización de Estados Americanos (OEA) ya inició el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana a Nicaragua, por rompimiento de orden constitucional.

...

Notas Relacionadas