Cinco pitbulls que sembraron temor, abandonarán residencial

Mataron a Rocky y Dante, dos perritos callejeros que fueron adoptados; y dejaron mal herida a la Princesa

Uno de los perros que falleció en el brutal ataque. HOY/Cortesía

HOY

Los cinco perros de raza pitbull que sembraron el terror el mediodía del jueves reciente en el residencial Ciudad El Doral, serán llevados a otro lugar, según los acuerdos a los que llegaron sus propietarios con tres afectados en la delegación policial de Mateare.

La jauría de pitbulls —un macho y cuatro hembras— dejó dos perros muertos y otro con heridas de gravedad. Los canes permanecían en hacinamiento en una vivienda y se salieron en un descuido.

Los propietarios de los pitbulls no quisieron dar su versión sobre el caso ante este medio de comunicación.

Relatan momentos de horror

Tanto dueños de los pitbulls como de los canes que fallecieron llegaron a una mediación ayer en la delegación policial de Mateare. HOY/Wilih Narváez

Los canes salieron a desestresarse. Y lo hicieron siguiendo perros, motos y hasta vehículos.

Dos fallecieron y la Princesa, una perra de 8 años, sobrevivió al brutal ataque. La perrita estaba dentro de su casa, pero al escuchar a la jauría de pitbulls se salió de la casa.

“Solamente uno la atacó. Está en la veterinaria en observación con cuatro heridas, dos de sutura”, expresó Arlen Norori, dueña de la Princesa.

Los canes que fallecieron eran callejeros y fueron adoptados por familias de ese residencial, ubicado sobre la Carretera Nueva a León.

“El perro entró hasta el patio de la casa, afortunadamente lo agarró a él primero, porque si hubiera llegado hasta donde yo tenía a otro perrito amarrado, se hubieran metido a la casa. Lo agarran de primero porque estaba debajo de la camioneta, fueron tres perros”, detalló Heysel Sevilla.

Los pitbulls anduvieron sueltos durante más de una hora.

Aseguran que una joven fue perseguida por los perros y se refugió dentro de una veterinaria porque, de lo contrario, hubiese sufrido mordeduras.

Las partes que mediaron se comprometieron a mantener el respeto entre vecinos. Y los dueños de los perros a ser más prudentes.

Los canes quedaron ensangrentados y esa fue una escena traumática para niños y adultos que vieron morir a sus mascotas.

Mientras los perros estaban sueltos, los vecinos agarraron a los niños y se encerraron en sus casas.

“Gracias a Dios no agarraron a ningún niño”, dijo Aura Guevara, dueña de Rocky, uno de los perros que murió a dentelladas.

Dante fue el otro can que falleció.

“Para nosotros son miembros de nuestras familias. Con discutir, hacer o deshacer, no los vamos a revivir, ellos se están comprometiendo que habrá seguridad”, finalizó Guevara.

Vecinos pedían al Minsa

La tarde del jueves en las redes sociales del residencial, varios vecinos pedían que llegara el Ministerio de Salud (Minsa) a sacrificar a los pitbulls.

Pero ayer en la mediación a la que llegaron los afectados, se estableció que los dueños de los pitbulls se los llevarían del residencial.

Ley regula cuido

La Ley 747,  para la Protección y el Bienestar de los Animales Domésticos y Animales Silvestres Domesticados, en su artículo 7, se refiera sobre el  estado de salud mental y físico donde el animal esté en completa armonía con el ambiente que lo rodea.

Además, considera cinco libertades fundamentales: estar libre de hambre y sed; libre de incomodidad y molestias; libre de dolor, lesiones y enfermedades;  libre de expresar un comportamiento normal (asegurar suficiente espacio e instalaciones apropiadas) y  libre de miedo y sufrimiento.

 

 

...

Notas Relacionadas