Presas políticas siguen sufriendo, una de ellas está en cama inmóvil de la cintura para abajo

Mientras que Ruth Matute podría ser trasladada a la cárcel de un momento a otro, luego que le cambiaron el marcapasos

presas políticas, maltrato, mujeres, golpes, en cama, mujer, hernia, cárcel

La dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Juanita Jiménez, cuestionó ese tratamiento discriminatorio a los presos. HOY / Archivo

HOY

Las presas políticas siguen recibiendo maltratos y discriminación por parte del régimen de Daniel Ortega. El miércoles pasado, la presa política Kenia Gutiérrez denunció en audiencia de juicio en presencia de los custodias la forma en que fue golpeada por funcionarias de esa penitenciaría por pasarle agua a su compañera de celda Karla Vanessa Matus.

Gutiérrez aún presentaba moretones en un brazo, confirmó su marido Joaquín Valle Morales, quien dijo que después de que fue suspendida la audiencia la vio por cinco minutos.

Mientras la abogada Rosario Flores indicó que de un momento a otro Ruth Matute podría ser trasladada a la cárcel. Matute sufre insuficiencia cardíaca y la semana pasada le colocaron un nuevo marcapasos, pero que Flores considera que por su condición la judicial debió otorgarle otra medida cautelar como arresto domiciliar.

En tanto María Mercedes Chavarría sufre una hernia discal cervical y lumbar, por lo cual está inmóvil de la cintura para abajo, por lo que requiere ser auxiliada por sus compañeras.

“Es un estado bastante crítico porque no puede pasar mucho tiempo mal sentada, mal acostada, estar mucho tiempo sin su tratamiento”, dijo su hija María Chavarría, quien no entiende cómo fue vinculada a las protestas pues es sandinista y laboraba en la Alcaldía de León.

A través de su cuenta de Twitter la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó que “tomó conocimiento de nuevos malos tratos contra detenidas en cárcel La Esperanza ante el reclamo de atención médica”.

“Se urge al Estado de Nicaragua que brinde a las detenidas la atención médica y recuerda la obligación de respetar el derecho a la integridad de las personas”, dice la CIDH.

La dirigente del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), Juanita Jiménez, cuestionó ese tratamiento discriminatorio a los presos políticos en general y en particular contra las mujeres y manifestó que “la saña” con que actúan no tiene antecedentes en el país.

Jiménez dijo tener información de la nueva golpiza en la cárcel en este caso contra Kenia Gutiérrez por solicitar  ayuda  para una de sus compañeras.

Y mencionó Jiménez que tienen información también que Olesia Muñoz, lleva tres día en el puesto de salud por que ha empeorado su situación por motivos de hipertensión. Otras las más jóvenes sufren de estrés carcelario.

...

Notas Relacionadas