Fallece exdiputado sandinista señalado de dirigir a paramilitares en Chontales

El FSLN confirmó en su página web, Barricada, que Rivas estuvo involucrado en la llamada "operación limpieza" ejecutada por el Gobierno entre junio y julio pasados

En la imagen aparece el orteguista Erasmo Ramón Rivas Aráuz, señalado de liderar paramilitares en Chontales. TOMADO DE REDES

El oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) anunció hoy la muerte del exdiputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Erasmo Rivas, señalado de ser jefe de “paramilitares” en la zona central de Nicaragua.

Rivas, quien fue diputado suplente ante el Parlacen entre 1997 y 2002, murió de un paro cardíaco anoche, a los 66 años, según el partido de Gobierno.

El FSLN confirmó en su página web, Barricada, que Rivas estuvo involucrado en la llamada “operación limpieza” ejecutada por el Gobierno entre junio y julio pasados, en la que policías y fuerza paramilitares o “paraestatales” atacaron con armas de guerra a personas y poblaciones que protestaban contra el presidente Daniel Ortega, con un saldo de cientos de muertos.

“En los meses de terror de abril a julio del 2018, el compañero Erasmo Rivas jugó un papel determinante junto a la militancia sandinista en favor de la seguridad y bienestar del pueblo nicaragüense”, informó Barricada.

Rivas, quien nunca fue investigado por su papel en los ataques contra manifestantes, era originario del municipio de La Libertad, el mismo en que nació Ortega.

Los nicaragüenses que se oponen al Gobierno de Ortega celebraron la noticia en las redes sociales, donde acusaron a Rivas de dirigir un ataque “paraestatal” en la zona central de Nicaragua, “en el que murieron varios campesinos”.

Por su lado, el Gobierno, a través de la vicepresidenta Rosario Murillo, envió sus condolencias a la familia del exdiputado, a quien tildó “héroe del amor”.

“Queremos saludar a la familia del héroe del amor, hermano Erasmo Ramón Rivas Araúz, héroe del amor, del sandinismo histórico”, destacó Murillo, esposa del presidente del país, Daniel Ortega.

La muerte del integrante del FSLN se da en medio de una de las peores crisis humanitarias en la historia de Nicaragua, desatada con el estallido social del 18 de abril pasado, en protestas contra el presidente Ortega.

La crisis sociopolítica ha dejado entre 325 y 561 muertos desde el estallido social del 18 de abril pasado, así como cientos de desaparecidos, más de 700 presos políticos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados, tras protestar contra Ortega, según organismos humanitarios.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado de crímenes “de lesa humanidad” al Gobierno de Nicaragua, que reconoce 199 víctimas mortales y 340 presos, y sostiene que ha superado un “golpe de Estado fallido”.

...

Notas Relacionadas