Muchas tramos quedaron “presos” en el Oriental

Estos negocios logran obtener ganancias por los viejos clientes que tienen

Muy poca gente pasa por estos tramos, peor después del mediodía, porque tienen temor hasta ser asaltados de tan solo que se mantiene, además la tufalera es insoportable. Uriel Molina

HOY

Si la buena clientela de César Maltez, dueño de un taller de reparación de zapatos en el Oriental, no fuera tan fiel con él, su negocio ya hubiese fracasado. Y es que la visibilidad de su tramo la perdió hace varios años, cuando la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del centro de compras le dio el permiso a otros comerciantes de instalar sus tramos en la parte frontal del suyo.

“Mi local quedó ‘preso’, a pesar que me encuentro en la entrada principal del Gancho de Caminos, una persona nueva en el centro de compras no sabe que aquí hay un taller de reparación, me parece totalmente injusto, porque si no fuera por mis clientes de años, no sabría cómo hacer”, recalca Maltez.

Al igual que este comerciante, otros tramos de ropa usada, zapatos y abarrotes se encuentran atrapados, a pesar que fueron los primeros en llegar a la zona, entre otros tramos levantados donde no es permitido.

Cerraron

Los mismos comerciantes deben limpiar el sitio, también pagan porque se lleven la basura.
Uriel Molina

“Estamos metidos entre lo más último por culpa de Commema, cuando la calle principal está llena de compradores algunos buscan estos callejones para poder pasar, solo así se dan cuenta que estamos laborando. Hay unos compañeros que tuvieron que cerrar sus locales precisamente porque nos les venía clientela, ahora solo sirven de bodegas. Yo sé que ya no podemos hacer nada, pero quizás reflexionan y el resto de gente que lea no se la deje montar, no podemos seguir incrementando el desorden”, dice Alberto Calero, comerciante en este centro de compras.

Otro de los problemas de los comerciantes que tienen sus negocios encerrados es la basura, ya que se les acumula bastante porque los carretones no entran.

Hasta anuncios han hecho los marchantes para evitar que los pobladores ocupen la zona de baño, pero es imposible.
Uriel Molina

“Nosotros tenemos que pagar para que vengan a limpiar, hasta 30 córdobas diario nos tenemos que sacar de los bolsillos, otra cosa es que se ha venido llenando de agua putrefacta abajo de los tramos, como no hay salida se acumula ahí, nosotros somos los más perjudicados, no se aguanta el tufo, necesitamos que Commema implemente algún plan de ordenamiento que por lo menos permita que nosotros recibamos un respiro, que aunque sea una pasada nos deje para que la gente que pasa por la calle principal se dé cuenta que estamos aquí trabajando”, dice Octavio Aguirre, comerciante.

Convertido en baño
Los comerciantes denuncian que muchos pobladores ocupan la pasada como baño público, pues aprovechan que nadie los ve por estar entre tantos tramos “presos”.

Piden a Commema que les colabore ordenando el centro de compras y no permitiendo que los vendedores ambulantes se traguen también la calle principal.

...

Notas Relacionadas