Bisnieto pirómano sigue suelto

Le quemó la casa a su bisabuelo y a una tía el pasado 1 de enero

Don Ricardo Ariel Baca perdió su cama, anteojos y hasta sus dientes postizos. HOY/Wilih Narváez

Sigue impune el incendio que cometió un sujeto contra la casa de su bisabuelo de 83 años, el pasado primero de enero en una vivienda ubicada en el barrio Riguero.

El otro cuarto quemado esa madrugada fue el de Ada Luz Aguilera, de 39 años, tía del pirómano.

“Los que estábamos eran mi papá y yo”, afirmó Concepción Baca.

El autor del incendio fue identificado como Ariel Castillo Aguilera, de 19 años.

“Él andaba tomado, peleó con un muchacho de la esquina, fueron a apartarlo, lo aconsejaron”, expresó un familiar del prófugo.

La familia pide ayuda para reparar el techo y poder forrar algunas partes de las paredes. HOY/Wilih Narváez

Ariel tiene problemas de adicción a las drogas y reaccionó violento quebrando una silla. Primero lo amarraron pero se les soltó.

“Él gritaba que me iba a matar a mí, y a mi padre. Entró, agarró una ropa, la tiró a los cuartos y prendió fuego”, contó doña Concepción Baca.

Desgració al anciano

En total fueron tres cuartos los que se quemaron. Se calcula que las pérdidas superan los 150 mil córdobas.

A don Ricardo Ariel Baca se le quemó su ropero, cama, anteojos y hasta sus dientes postizos.

Transcurridos los días, el sujeto habría amenazado a su tía. Y aduce que tiene “conectes” para librarse de ir a la cárcel.

...

Notas Relacionadas