Abundantes pruebas contra acusado de asesinar a vigilante en colegio

La Fiscalía llevó testigos y las evidencias contra el acusado de matar al vigilante a quien ataron de pies y manos, lo amordazaron y arrastraron por 15 metros

El juicio contra el procesado Yuriel Alexander Mora Osorio continuará el 17 de enero de 2019. Lo señalan de asesinar a un vigilante de la tercera edad. HOY/Alejandro Flores

HOY

La Fiscalía tiene contra la pared a Yuriel Alexander Mora Osorio, de 20 años, quien junto con dos adolescentes es acusado de asesinar al vigilante Adolfo José Pérez Rivas, de 64 años, a eso de las 2:00 de la madrugada del 5 de noviembre de 2018, en el centro escolar Ricardo Morales Avilés, en el municipio de San Rafael del Sur, Managua.

Contra Mora Osorio, alias el Morado, la Fiscalía pasó a declarar a ocho testigos, entre ellos tres civiles y cinco policías que participaron en la investigación del crimen.

Un testigo civil reconoció en el juicio al acusado Mora Osorio como una de las personas que participó en el crimen del vigilante Pérez.

En el juicio también declaró el oficial que investigó el crimen del vigilante y le detalló a la juez Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio, Fátima Rosales, que Mora Osorio, junto con los adolescentes primero agarraron descuidado a la víctima y le propinaron puñetazos.

A garrotazos

Después con el mismo garrote de madera (que la víctima usaba para cuidar el colegio) le propinaron golpes en diferentes partes del cuerpo.

El investigador señaló que Mora Osorio y los menores de edad ataron de pies y manos con mecates al vigilante y con un pedazo de tela color azul lo amordazaron, lo arrastraron sobre el andén 15 metros, después le desfiguraron el rostro y le provocaron varias heridas con una piedra, hasta privarlo de la vida.

También declaró en juicio el oficial de inspecciones oculares, quien presentó ante la judicial el garrote de madera y las pruebas con que fue atacada la víctima; además testificó el policía que oficializó la orden de captura de Mora Osorio.

Según la Fiscalía, los acusados pretendían cometer un robo en el quiosco del centro escolar.

Dos menores acusados

Por separado, la Fiscalía acusa a dos adolescentes de iniciales M.S.S.S. y M.J.M. de participar en el crimen del vigilante Adolfo Pérez.

El caso fue radicado en un Juzgado de Adolescentes, donde la pena máxima por asesinato es de 6 años de cárcel.

 

El garrote de madera con el que fue atacado el vigilante fue presentado ante la juez Fátima Rosales. HOY/Alejandro Flores

...

Notas Relacionadas