¿Anemia en el embarazo?

Entérese cómo combatirla y cuáles son sus mayores riesgos

Ácido fólico e hierro son dos de los suplementos indicados a las mujeres durante sus primeros controles de embarazo. HOY/Isctockphotos.com

Ácido fólico e hierro son dos de los suplementos indicados a las mujeres durante sus primeros controles de embarazo, componentes necesarios para prevenir anemia durante la gestación. Sin embargo, especialistas explican que se trata de una condición que se manifiesta de manera normal, debido a una mayor demanda de circulación.

La anemia se define como el déficit de glóbulos rojos en la sangre que está dado, por una disminución del hematrocritos y hemoglobina. Los rangos durante el embarazo tienden a ser distintos, por lo tanto, los criterios para hablar de anemia son diferentes en el caso de una persona o de una mujer no embarazada y embarazada.

Lea también: Para desintoxicar el cuerpo

Durante el embarazo en forma normal se da un fenómeno que se llama anemia dilucional debido a que producto de la placenta, de la formación del feto, hay una gran circulación. Mucha más que antes de estar embarazada y esa circulación aumenta mucho a expensas de más volumen de líquido que de glóbulos rojos. Por lo tanto, en forma normal va a haber una caída del hematocrito en la mujer que se embaraza.

Según la OMS

El rango o el criterio para una persona no embarazada el hematocrito va ser de 37 probablemente, y la hemoglobina de 14. En cambio, en la mujer embarazada en el primer trimestre vamos a hablar de anemia cuando el hematocrito cae por bajo 33, en el segundo trimestre bajo 30 y después en el tercer trimestre de nuevo bajo 33.

De acuerdo al ginecólogo Rubén Marchant, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia tiene hasta el 40% de incidencia en mujeres embarazadas.

Las causas, de acuerdo al especialista se deben a cambios en las conductas alimentarias. “El mejor aporte de fierro que puede consumir una persona está dado de productos animales más que el fierro que viene en verduras. Las conductas alimentarias de vegetarianos o veganos, en general, se asocian con menor incidencia de fierro por lo tanto ellos deberían recibir suplementos fierro o en una mayor cantidad durante el embarazo o antes de embarazarse”, indica.

Puede interesarle: ¿Colesterol alto?

“La otra gran causa que ha disminuido mucho la absorción de fierro y que está bastante de moda, son todas las cirugías bariátricas para bajar de peso que generan mala absorción y producen déficit de fierro importante en las embarazadas”, añade.

De acuerdo a los especialistas, los requerimientos mínimos durante la gestación que se recomiendan son entre 30 y 60 miligramos de fierro elemental y, por lo menos, 0,4 miligramos de ácido fólico diario.

Para detectar esta condición se realizan exámenes periódicos de sangre durante el embarazo.

...

Notas Relacionadas