En homenaje a la música

Desfile de las Rosas dedicó esta popular celebración floral a “La melodía de la vida”

La carroza del Royal Court, ayer durante el Desfile de las Rosas de Pasadena, California (Estados Unidos). HOY/EFE

El Desfile de las Rosas de Pasadena (California), la mayor fiesta de Año Nuevo en Estados Unidos, se quitó este martes el sombrero ante el “lenguaje universal” de la música y dedicó esta popular celebración floral a “La melodía de la vida”.
Louise Deser Siskel, Reina de las Rosas de la 130 edición de este multitudinario desfile callejero, aseguró a Efe que la “música es lo que realmente nos une”.

La estudiante de secundaria expresó que la música está en el “centro de nuestros recuerdos” y en la “raíz de las celebraciones familiares”.

Y a esta expresión artística le dedicaron un sentido homenaje las 40 carrozas, 18 unidades ecuestres y 19 bandas musicales que formaron parte del desfile de Pasadena.

“La música siempre ha sido importante para mi familia, acostumbramos reunirnos alrededor de un piano cantando canciones”, contó Deser Siskel.

La cantante Chaka Khan saluda desde el vehículo Grand Marshall, durante el Desfile de las Rosas de Pasadena, California. HOY/EFE

“La música crea el fondo de nuestros recuerdos favoritos y nuestras relaciones favoritas”, declaró la Reina de las Rosas, quien aspira a estudiar biología molecular en la universidad.

Sabor latino

Laura Farber, vicepresidenta ejecutiva de Torneo de las Rosas, la entidad organizadora del desfile, dijo a Efe que “La melodía de la vida” es un título muy importante en este tiempo, cuando está este país y todo el mundo con mucha división”.

“Es el lenguaje universal”, indicó la funcionaria de origen argentino, quien tomará cargo como primera presidenta latina de la entidad el próximo 17 de enero.

Farber destacó la importancia de incluir “el sabor latino” en el desfile, porque sus ritmos “dan ganas de “bailar”, “gozar” y “estar feliz”.

El “toque musical latino” estuvo a cargo de la Banda Escolar de Guayanilla, Puerto Rico, que, con 156 integrantes, entonó éxitos del cantante “boricua” Ricky Martin.

Junto a la banda “Mercer Island”, del estado de Washington, los puertorriqueños también rindieron homenaje a la cantante Jennifer López con el tema “Dance again”.

La alegría musical centroamericana la expresó la Banda Municipal de Acosta, de Costa Rica, con 241 miembros, quienes entonaron cánticos folclóricos como “Linda Costa Rica”, “Caballito Nicoyano”, “Soy tico”, entre otros.

Farber enfatizó que la música provoca que la humanidad no piense “en diferencias (_), sino en lo que nos une como seres humanos” y la unión es “La Melodía de la vida”.

Una de las carrozas, con el título “El ritmo del corazón”, de la organización “Done Vida”, resaltó “la diversidad musical y ritmos africanos”.

Un sobreviviente

A bordo del carro alegórico iba Jeff Eble, de 55 años, quien sobrevive gracias al corazón donado por el mexicoestadounidense Herbert Alberts, quien falleció en accidente de tránsito en agosto de 2015.

Fue hasta este Desfile de las Rosas 2019 que Genny Alberts, madre del occiso, y su prometida, Evelyn Arana, lograron escuchar “el palpitar del corazón de Herbert en el pecho de Jeff”.

“Fue una emoción muy linda oírlo, porque antes también lo oía yo, cuando nos abrazábamos, siempre me gustaba oír el latido de su corazón”, declaró a Efe Genny, de 70 años, a punto de llorar.

Arana dijo a Efe que al recordado Herbert le gustaba escuchar “rock” y bailar “salsa” con ella.

El Desfile de las Rosas 2019 fue presenciado ayer por alrededor de 800.000 personas a lo largo de 8 kilómetros en calles de Pasadena, 44 millones de televidentes en EE.UU. y otros 28 millones en el mundo.

La primera fiesta de carruajes tirados por caballos adornados con flores y otros materiales naturales, más bandas musicales, fue idea del Club de Cazadores del Valle, quienes organizaron la primera edición en 1890.

...

Notas Relacionadas