Portada_Super_Banner_P_Section_1

Padres perdonan a violadores de su hija, pero esperan que vayan a prisión

Abusos ocurrieron en fechas distintas y agresores son conocidos de la familia de la víctima. Adolescente rompe el silencio y cuenta a sus padres lo que le pasó

Los padres de la adolescente que fue victima de dos abusadores. HOY/Mynor García

Los padres de la menor de 14 años originaria del municipio de La Paz y que presuntamente fue violada por Candelario Pérez Jiménez y José Antonio Nicoya, manifestaron que en el juicio esperaban una disculpa de los dos imputados, pero eso nunca ocurrió.

A pesar de lo sucedido, refieren que los perdonan, pero están conscientes de que las cosas no volverán a ser igual, dado que se le hizo un daño a su hija mayor. La pareja además tiene otras hijas, una niña de 8 años, otra de 6 y una de cuatro meses.

La señora relató que después que condenaron al no vidente, ella y su esposo han recibido amenazas de los familiares de este y que ahora los ven como enemigos. “Él fue una persona a la que nosotros le dimos apoyo, pero lamentablemente él abusó de la confianza, sin embargo, me siento bien, porque a él le dieron el castigo que se merecía, siento que se hizo justicia y sigo adelante con mi hija para que trate de superar lo que me le han hecho”, dijo.

El no vidente Candelario Pérez Jiménez el día que fue capturado y llevado a los juzgados.  HOY/Mynor García
El no vidente Candelario Pérez Jiménez el día que fue capturado y llevado a los juzgados. HOY/Mynor García

Contó que Candelario visitaba con frecuencia su casa, casi semanal, y que se hacía pasar como buena persona. “Nosotros lo conocimos en la iglesia donde nos congregamos y nunca nos imaginamos lo que ocurría, porque al inicio se miraba respetuoso”, detalló.

De La Paz a la comunidad donde habita la víctima y sus agresores, hay aproximadamente un kilómetro y el camino es bastante sinuoso, cerca queda el templo. El sitio se ha caracterizado como tranquilo y seguro, porque no hay mucha delincuencia.

Un 26 de agosto es que la adolescente decidió perder el miedo y contarle todo lo ocurrido a su progenitora, quien luego interpuso la denuncia en la estación policial de Jinotepe. La mujer, de 31 años, no concibe cómo una persona discapacitada y otra a quien consideraban un amigo pudieron violar a su hija.

El otro abusador

José Nicoya era también amigo de la familia de la adolescente y los vecinos fueron los primeros en sospechar lo que ocurría. “La gente le dijo a mi esposo que ese hombre del otro lado hablaba mucho con mi hija y es así que nosotros tuvimos más cuidado, pero luego mi hija nos contó, aunque al inicio no decía nada”, dijo la caraceña.

José Antonio Nicoya, de 42 años, fue sentenciado a 20 años de prisión por el abuso.  HOY/Mynor García
José Antonio Nicoya, de 42 años, fue sentenciado a 20 años de prisión por el abuso. HOY/Mynor García

Nicoya, según la denunciante, le prometió casa a su hija, le dijo que la amaba y que le ayudaría económicamente. “Ella después de lo ocurrido ha cambiado muchísimo, siente mucha pena, vergüenza. Ella pasó el grado, porque nosotros le estuvimos dando ánimos, pero fue difícil”, sostuvo.

Experta: “Desconfiar de todos siempre”

La psicóloga privada Anielka Centeno Romero manifiesta que cuando se dan casos de abuso sexual, comúnmente se originan en el mismo seno familiar o cuando existe alguien que se hace pasar como amigo. “No solo se dan en abuelos, padres, padrastros o tíos, sino también en personas mayores que se hacen pasar como amigos de la familia”, dijo la especialista.

Explicó que el abusador al inicio no muestra una conducta violenta, pero luego que cumple su objetivo surgen las amenazas, “para lograr una confianza, tiene que haber una empatía con la víctima y no puede presentarse violento, porque habrá rechazo. Una vez avanzado el proceso, es que muestra otra conducta para mantener oculta la situación, más cuando se repite el acto”.

Comentó que cuando una persona es víctima de violación, sea hombre o mujer, es un proceso muy traumático. “Primero afecta su personalidad, si es una persona extrovertida de repente la vamos a ver depresiva… dependiendo en la etapa que esté, deteriora las relaciones sociales, la educación y se bajan las calificaciones”.

Asimismo, dijo que las víctimas llegan a sentir vergüenza y que se generan sentimientos de culpa, hasta de pensar en el suicidio. Recomienda que no hay que revictimizar a las personas que han atravesado una situación de tipo sexual, porque causa más dolor y vergüenza. Sugiere que la víctima debe asistir a las citas psicológicas o psiquiátricas y que busque grupos de autoayuda, incluyendo a la familia.

Los abusos en Nicaragua
1,757 denuncias de abuso sexual dijeron las autoridades de gobierno que recibieron en el año 2017. Las organizaciones independientes que trabajan el tema dicen que son más y que hay subregistros. 2,583 casos por violencia contra las mujeres y niños se ventilaron en los juzgados de Managua en el año 2016. Encabezan la lista de delitos los abusos sexuales contra la niñez. 18,786 denuncias por casos de violación asegura la Policía Nacional que registró en el país entre el 2007 y el 2017, una década completa. 15,323 de ese total fueron resueltos, según las autoridades.

 

 

 

 

...

Notas Relacionadas