En Carazo, Policía Orteguista, no ha retirado sus tranques

A pesar que en Diriamba, la estación policial ya fue remodelada, los militares no han regresado a su cuartel

Policía, tranque, diriamba, jinotepe, temor, pobladores, ataques

La Policía mantiene las barricadas en las unidades móviles que están contiguo al parque central de Diriamba. HOY / Mynor García

HOY / Carazo

En la estación policial de Jinotepe, las barricadas de piedra que pusieron desde abril pasado en la entrada de dicha institución, cuando a nivel nacional iniciaron las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, aún se mantienen. Oficiales armados, realizan turnos de vigilancia durante el día y la noche.

El mayor en retiro del Ejército de Nicaragua y presidente departamental del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Roberto Samcam Ruiz, quien se encuentra en el exilio, comentó  que el hecho que la Policía Orteguista (PO) no retire sus tranques, es porque tiene miedo de ser atacada por grupos armados.

“Si ya se desmantelaron los tranques y todos los jefes de tranques andan en Costa Rica, ellos (la policía) está traumatizada, atemorizada que les vuelvan a caer, hay miedo, no hay otra cosa”, dijo el exmilitar y político.

Explicó que el trauma de los uniformados, es que se les realice una emboscada, “ellos vienen manejando que cada mes les van a caer y que la gente está saliendo … y que se está armando, viven en una paranoia. La gente de aquí (el extranjero) les manda audios y mensajes a todos los sapos sandinistas de allá que se mantienen con miedo, porque se la vieron de ha palito en los tres meses que duraron los tranques”.

A pesar que en Diriamba, la estación policial ya fue remodelada, los militares no han regresado a su cuartel. Las unidades móviles, continúan frente al parque central y las barricadas de adoquines, tampoco han sido retiradas.

Samcam Ruiz, comentó que hay que entenderles el miedo, “porque ellos (los policías) estuvieron encerrados un montón de tiempo, quedaron traumatizados, los chavalos (estudiantes autoconvocados) los pusieron locos, más cuando les situaron las dos cisternas de combustibles afuera, ahora que le den gracias a Dios que están contando el cuento”, refirió.

Asimismo, sostuvo que el diálogo, donde esté representada la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), el gobierno y que se mantenga como mediadora a la iglesia católica y a la comunidad internacional como garante de los acuerdos, sigue siendo la única alternativa para que Nicaragua salga de la crisis sociopolítica y económica.

Los tranques de autoconvocados en esta región, donde hubo al menos veinte muertos, según organismos de derechos humanos, fueron desmantelados el 8 de julio por grupos paramilitares y policías.

...

Notas Relacionadas