Dígale adiós a las arrugas

Hábitos que provocan arrugas y cómo combatirlas desde ya

La juventud no es eterna y piel no hay más que una. HOY/Istockphotos.com

“Si soy millennial —y por lo tanto, joven—, ¿por qué debería empezar a preocuparme por las arrugas ahora?”. Pues porque como bien nos enseñó la malvada madrastra de Blancanieves, la juventud no es eterna y piel no hay más que una, ¡así que es mejor prevenir que curar! Además, deberías saber que el paso del tiempo no es el único culpable de las temidas líneas de expresión.

Aunque no seamos conscientes, a diario realizamos gestos que promueven el envejecimiento prematuro de nuestra piel. Y puede que no te des cuenta, pero tú también lo estás haciendo cuando…

Toma nota

Te expones al sol: No hablamos sólo de las jornadas eternas en las que te tumbas en la playa con el único propósito de broncearte, sino de cada vez que los rayos solares alcanzan tu piel en un día cualquiera. Aunque también nos aporta vitamina D, sus efectos negativos son tales como la pérdida de colágeno, la aparición de manchas y la pronunciación de las arrugas.

HOY/Istockphotos.com

Te ríes: Son probablemente las que menos ‘duelan’ —porque podrían traducirse como felicidad—, pero el hecho de reírse favorece la aparición de líneas de expresión tanto en la zona de los ojos como en la comisura de los labios.

Te enfadas: ¿Tiendes a fruncir el ceño cada vez que te cabreas? Pues sentimos decirte que tenemos malas noticias para las arrugas de tu frente…

No descansas: Sabemos que a veces es difícil ver sólo un capítulo de tu serie favorita y al final acabas trasnochando día sí y día también, pero al igual que tú, tu piel necesita descansar cuando llega la noche. De esta manera, las células se regenerarán y conseguirás que tu rostro no parezca cansado a la mañana siguiente.

Fumas o bebes con pajitas: El tabaco afecta perjudicialmente tanto a la salud de nuestro organismo como a la de nuestra piel. Además de acelerar su envejecimiento, fumar también favorece la aparición de arrugas alrededor de la boca —del mismo modo que el gesto de sorber las bebidas con pajitas—.

Frente a todo esto, ¿qué podemos hacer para tratar de mantener nuestra piel joven el mayor tiempo posible? Pues comer de manera saludable y descansar las horas necesarias. ¡Y no te olvides de cuidarla como es debido! Para ello, debes hidratarla a diario.

...

Notas Relacionadas