Anillos de graduación con poca demanda

A esto se suma, según los orfebres, a que hay escasez de oro y que están trabajando con material reciclado (prendas) que le venden pobladores.

Un anillo de bachillerato, elaborado en oro en Diriamba se cotiza desde los 3,600 córdobas, hasta los de 10 mil córdobas. HOY/Mynor García

A pesar que el Ministerio de Educación (Mined) reportó un total de 2,532 bachilleres de colegios públicos en el departamento de Carazo, según los joyeros, los anillos de graduación este año han tenido poca demanda. A esto se suma, según los orfebres, a que hay escasez de oro y que están trabajando con material reciclado (prendas) que le venden pobladores.

“Estamos trabajando más con plata, no tenemos ninguna institución que nos venda material. En los años ochenta, Inmine (Instituto Nicaragüense de la Minería) nos vendía el oro, pero desde 1990 que la institución cerró, estamos trabajando con oro reciclado”, manifestó Javier Antonio Bravo, de oficio joyero.

Este mismo alegó que las casas de empeño les ha afectado, porque ese tipo de negocios compran el oro más caro, “se crea una competencia desleal, las casas de empeño compran el oro, pero no lo trabajan, no tienen mermas como nosotros. La gente al venderles a ellos, se friegan en nosotros, porque nos quedamos sin material”.

Aseguró que en lo que va de este año ha tenido solo dos encargos de anillos de oro y como doce de plata.

CRISIS AFECTA

Bravo además refirió que la situación sociopolítica y económica que atraviesa el país también ha afectado, “el año pasado hubo un poco más de demanda, ahora hay mucha gente que está sin trabajo, me imagino que habrá menos promociones. Los chavalos a como ven la situación tampoco les exigen a sus padres”.

Don Javier tiene 63 años y lleva más de cuarenta de ser joyero. Para hacerle frente a la situación, tuvo que aprender a reparar lentes y relojes, servicios que además ofrece en su establecimiento que se sitúa en el barrio La Libertad, en Diriamba.

Un anillo de bachillerato, elaborado en oro se cotiza desde los 3,600 córdobas, hasta los de 10 mil córdobas, aunque hay de mayor precio, según su peso y quilataje. En plata se encuentran desde 800 hasta 1,300 córdobas.

César Saballos es otro joyero diriambino que también se ha visto perjudicado. Aduce que las ventas se han bajado en un cincuenta por ciento. Manifestó que, desde que estaban los tranques, hace aproximadamente siete meses, se ha venido sintiendo la baja en las ventas, “lo que pasa es que aquí nada está normal, ahorita estamos rebuscándola, la diferencia con otros años es abismal”, expresó.

...

Notas Relacionadas