25 años de prisión por crimen de mujer que luego fue exhumada

Anielka Bustillo desapareció en enero, su cadáver fue encontrado hasta en junio

Anielka Bustillo desapareció desde el 5 de enero. HOY/Cortesía

A 25 años de prisión fue condenado el joven Jarid Otoniel Lanuza Rodríguez, encontrado culpable del femicidio en contra de Anielka Bustillo, quien fue hallada muerta en junio pasado. La mujer había desaparecido desde enero de este año en la comunidad El Encino, municipio de Las Sabanas, Madriz.

El abogado Daniel Mendiola Salinas, defensor de Jarid, manifestó que apelará la resolución de la juez Doris Padilla ante el Tribunal de Apelaciones de la ciudad de Estelí, circunscripción Las Segovias, por considerar que durante los alegatos nunca se cumplió la teoría del delito por parte del Ministerio Público.

“Una de las pruebas presentadas, y que no fue considerada por la juez de la causa, fue la del propietario de una finca cafetalera en el municipio de San Sebastián de Yalí, en el departamento de Jinotega, que demostraba con planillas de pago que en las fechas señaladas de los hechos Jarid Otoniel laboraba en su propiedad”, dijo Mendiola.

Otro aspecto señalado por el abogado somoteño fue que su defendido en un inicio fue liberado después de estar detenido porque la Policía no tenía pruebas que lo vincularan en los hechos, además de las fuertes contradicciones de los testigos. “Dos de ellos hasta acababan de salir de prisión y aun así fueron presentados por la fiscal del caso como testigos”, señaló.

Jarid Otoniel Lanuza Rodríguez convivía con Anielka Bustillo, según declaraban los familiares de la víctima.

En septiembre el cadáver de Bustillo tuvo que ser exhumado del cementerio municipal de Pueblo Nuevo, en el departamento de Estelí, para realizarle la autopsia y reabrir el caso.

Familiares de la víctima habían declarado que esta convivió durante dos meses con Lanuza Rodríguez, de 20 años.

Satisfecho

Don Carlos Alberto Bustillo Alfaro, padre de Anielka Bustillo, dijo sentirse satisfecho porque al fin se había hecho justicia en la muerte de su hija, que dejó a dos hijos en la orfandad.

Doña Nidia Marina Alvarenga López denunció que su hijo Jarid Otoniel permaneció ilegalmente detenido porque no se le acusaba y que injustamente fue condenado.

...

Notas Relacionadas