“Hijos, perdónenme porque no los puedo sacar”, las palabras de Oscar Velásquez a su familia

Sobreviviente de la casa quemada del Carlos Marx narró las últimas palabras de Oscar Velásquez Pavón

casa carlos marx, familia, quemada, sobreviviente, pastor, quemada, paramilitares, crisis, Nicaragua

Seis miembros de una familia murieron calcinados en el barrio Carlos Marx de Managua. El hecho se dio el 16 de junio en medio de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega. HOY / Archivo de Willih Nárvaez

HOY

“Hijos, perdónenme porque no los puedo sacar”, fueron las últimas palabras del pastor evangélico Oscar Velásquez Pavón, quien murió calcinado junto a cinco miembros de su familia el pasado 16 de junio en su casa ubicada en el barrio Carlos Marx, en Managua, relató a la BBC de Londres, Cinthia López, sobreviviente de la tragedia e hija del pastor.

López huyó de Nicaragua después de la tragedia. “Toda la casa estaba incendiada, no había escapatoria para nadie. Solo recuerdo que mi papá nos agarró a todos y nos abrazó”, contó.

En su momento los testigos y familiares de las víctimas explicaron que la casa de los Pavón se convirtió en el objetivo cuando sus dueños se negaron a prestarla para ubicar en el tercer piso de la misma a francotiradores que dispararían a los pobladores que habían levantado barricadas en la zona.

Los sujetos encapuchados y fuertemente armados primero golpearon los portones de la casa y luego hicieron disparos a la vivienda del pastor hasta que la incendiaron. La familia Velásquez tenía un negocio de colchones en su casa, razón por la que el fuego se propagó rápidamente.

“Eran paramilitares porque yo lo vi. Hay un video frente una iglesia, las patrullas, las camionetas de civiles y eran los policías porque nosotros lo vimos todo, eran ellos sí”, aseguró Cinthia en la entrevista realizada por el periodista Will Grant.

Organismos de derechos humanos, tantos nacionales como internacionales, condenaron el hecho que provocó indignación entre la población. En la casa de los Velásquez Pavón vivían nueve personas, todos familiares. En el primer piso tenían el negocio de venta de colchones y los otros dos pisos habitaciones de la familia.

Semanas atrás, López narró en una entrevista con LA PRENSA que hombres vestidos de negro, portando fusiles, fueron a los que vio cuando les disparaban.

Sin embargo, el mismo día de la tragedia, la Dirección General de Bomberos (DGB), ligada al orteguismo, culpó del siniestro a “delincuentes encapuchados” que acechaban el barrio Carlos Marx, en referencia a ciudadanos que protestaban contra Daniel Ortega.

“Quisiera tenerlos frente a mi cara (a los paramilitares) y que me digan por qué lo hicieron, que por qué razón mataron a mi familia”, exclamó López a la BBC.

El periodista del medio internacional también habló con cuatro paramilitares vinculados a la quema de la casa en el barrio Carlos Marx, quienes aseguraron ser “policías voluntarios”.

“Lo que ustedes llaman paramilitares… nada de eso porque nosotros no hemos sido militares ni somos militares, simplemente somos unos policías voluntarios”, expresó uno de los paramilitares en la entrevista.

“Yo no estoy defendiendo ninguna dictadura porque una dictadura no se forma con democracia y aquí (Nicaragua) hay democracia”, sentenció otro de los paramilitares consultados por el periodista.

 

...

Notas Relacionadas