¿Cuál es el mejor tónico?

El abc de los tónicos faciales, un básico siempre vigente en la belleza femenina

HOY/Istockphotos.com

¿Sos el tema del team que suele pasar por alto el uso del tónico o que ni lo tiene en cuenta a la hora de armar un kit personalizado de cremas y lociones? Si tu respuesta es un “sí” rotundo, esta nota es para ti. Porque, aunque muchas veces este producto quede relegado de los planes diarios de belleza o no tenga la misma fama que otros cosméticos, se trata de una opción básica para el tratamiento de la piel y que reporta múltiples beneficios.

Como adelanto de sus virtudes, te contamos que su aplicación demanda unos pocos segundos y que sus efectos se notan a simple vista.

Aliado fundamental

Su carta de presentación es que forman parte del trío de cuidados de la piel, que son la limpieza, la tonificación y la hidratación. Pero, ¿cuál es su función específica? Elaborados a base de agua o alcohol (aunque la mayoría prefiere los primeros), se usan, a la mañana y a la noche, después de la higiene y tienen como principal acción eliminar los restos de maquillaje o impurezas que pudieron haber quedado.

De esta forma, profundizan este primer paso y dejan la piel lista para la hidratación y las siguientes instancias que, según el momento del día y la edad, pueden ser la nutrición, la acción antioxidante u otra finalidad particular.
Otro de sus puntos a favor es que contribuyen a requilibrar el pH de la epidermis y brindan una sensación de frescura y confort, algo más que valorado después de una jornada de sol o en quienes tienen una tez más sensible y con tendencia a las irritaciones.

Cuál es el mejor tónico

La decisión dependerá exclusivamente de las necesidades de cada tez. Hay una gran cantidad de alternativas y con distintos componentes. Según la fórmula, pueden tener un efecto descongestivo, calmante o astringente, entre otros.

Para pieles sensibles: es esencial que tenga ingredientes que proporcionen alivio y frescura. Las brumas de aguas termales cumplen este requisito y no muestran contraindicaciones.

En cutis grasos o propensos al acné: las presentaciones astringentes controlarán el brillo y el exceso de oleosidad. Además, si incluyen alfahidroxiácidos ayudarán a eliminar las células muertas e impurezas que generan la apariencia de los poros más abiertos.

Para dar luminosidad: hay alternativas con ácido láctico y exfoliantes naturales que ayudan a revitalizar el rostro. Un tip: conviene que el alcohol no sea uno de las componentes predominantes.

En las pieles muy secas o maduras: convienen aquellas líneas con aceites (pueden ser de rosa mosqueta o jojoba), vitamina E o glicerina.

Hay que tener en cuenta que en los tónicos la proporción de principios activos es reducida y por lo tanto, no reemplazan a las fórmulas de tratamiento más intensivas, peelings o máscaras realizadas en las sesiones de spa o cosmetológicas.

...

Notas Relacionadas