Dos detenidos más que llevan de Matagalpa a El Chipote

A uno de ellos, “lo están torturando”, dice la esposa, indicando que por ser apellido Lagos, lo creen pariente del obispo de Matagalpa

detenido, policía, monge, lagos, esposa, cenidh, chipote, juzgados, marcha

Ana Gabriel Monge Amador, esposa de David Lagos. HOY / Luis Eduardo Martínez

HOY / Matagalpa

David de Jesús Lagos, de 45 años y Óscar José López Morán, de edad no precisada, fueron detenidos el fin de semana y la noche del pasado miércoles habrían sido llevados a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía conocidas como El Chipote, en Managua, señalándoles de cargos “inventados”, según familiares del primero.

Ana Gabriel  Monge Amador, esposa de Lagos, señaló además que en Matagalpa “los están torturando y un reo me mandó un mensaje con uno de sus familiares de que me avisaran que a David lo estaban torturando, que le enteiparon la boca, le enteiparon la cabeza y lo comenzaron a golpear para que él no gritara”.

Lo golpearon, dicen que lo golpeaban y lo pateaban, lo trataban y le decían tranquista, aquí está el tranquista Lagos, porque él es hermano de un concejal PLC (Partido Liberal Constitucionalista) de la Alcaldía (en Matagalpa), Arnulfo Lagos, y como son hermanos a él (David) lo vinculan que andaba en los tranques y están inventando cosas, porque el hermano anduvo en marchas”, relató Monge sin poder contener el llanto.

Monge relató que su esposo, un comerciante por cuenta propia residente en el barrio El Totolate Abajo, salió en su carro la noche del sábado 13 de octubre y la Policía lo detuvo en la Avenida Bartolomé Martínez, conocida como calle de los bancos. Los uniformados presuntamente le encontraron un revólver calibre 38 cuya portación está a nombre de otra persona.

Denuncia

La noche de la detención, David Lagos andaba con López y ambos habrían sido llevados a El Chipote, según la denuncia que Monge interpuso ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en Matagalpa. La familia del segundo no se había pronunciado.

El martes 16 de octubre, la Fiscalía acusó a David Lagos por portación o tenencia ilegal de armas de fuego y el miércoles 17 de octubre estaba prevista la audiencia preliminar en el Juzgado Segundo Local Penal de Matagalpa. La Policía lo llevó al Complejo Judicial y “yo lo vi, él estaba golpeado, estaba inflamada su cara, tenía moretones, tenía aruños”, expresó Monge.

La audiencia fue reprogramada para las 11:00 a.m. del jueves 18 de octubre, pero los policías encargados de trasladar a los reos informaron que Lagos había sido llevado a El Chipote, según la constancia de no realización de audiencia emitida en el juzgado.

Monge fue a la Policía a verificar el traslado de su marido a El Chipote y una teniente le habría respondido: “usted sabe en lo que andaba y por andar con los azul y blanco se van para Managua y no regresan”.

En su relato, Monge dice que su marido había comprado la pistola recientemente y que ella dispone de la escritura de compraventa y la portación a nombre del dueño anterior. “Él iba a portarla, pero en la Policía no estaban haciendo ese trámite y esperó unos días”, contó.

Lo creen pariente de obispo

Monge cree que la detención de su esposo obedece a la orden de captura emitida por el titular del Juzgado Séptimo de Distrito Penal de Audiencias en Managua, Abelardo Alvir Ramos, en contra del hermano de David, Arnulfo Lagos Sandoval, a quien la Fiscalía acusó junto a otras diez personas de terrorismo y otros delitos por los que solo cuatro están siendo procesados.

Arnulfo y otros seis de los acusados siguen libres. La acusación los señala como presuntos coautores de terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos en perjuicio del estado de Nicaragua; robo agravado en la modalidad de violencia o intimidación, secuestro extorsivo, tortura, lesiones sicológicas leves y amenazas con armas en perjuicio de Charling Saúl González González e Israel Ortiz González. La Fiscalía también los acusó como presuntos coautores de robo agravado en perjuicio de Miguel Ángel Cruz Martínez.

Había circulado una orden de captura para mi cuñado Arnulfo Lagos y pienso que es por eso, porque me dijeron que todos los Lagos están en la mira de la Policía solo por ser apellido Lagos y lo vinculan también con monseñor (Rolando José) Álvarez Lagos (obispo de Matagalpa) y ellos no son familia”, aseguró Monge.

La joven mujer admitió que su esposo David “participó en las primeras marchas, pero cuando empezó a ponerse peligroso (antes del 30 de mayo) él dejó de ir, ya no salía y se mantenía en la casa, pero ese día (sábado 13 de octubre) le dio por salir…”.

En su amplio relato, Monge asegura que el carro que andaba su marido, la noche de la detención, fue llevado por la Policía a un depósito vehicular. Ella pidió después que le entregaran los objetos personales que andaba David, incluyendo las llaves, cédula, circulación del vehículo, entre otros, además de la billetera en la que portaba entre 400 y 500 dólares.

Eso se lo deben haber robado”, asegura Monge que le dijo un policía. La pareja tiene una niña de siete años y “ella sufre por su papá”.

...

Notas Relacionadas