Acusan a ciego de violación a una adolescente

La menor fue a pedir un vaso de agua para su profesora, momento que fue aprovechado por el sujeto

El acusado Candelario Pérez Jiménez, quien está en prisión preventiva. HOY/Cortesía

Al ciego Candelario Pérez Jiménez, este jueves no se le pudo celebrar el juicio en su contra, porque no fue llevado a los tribunales por la Policía de Jinotepe.

A Pérez se le acusa de violación y de violencia psicológica en contra de una menor de 14 años de edad.

Según la acusación de la Fiscalía, el hecho se dio el pasado 1 de agosto cuando la menor de edad, quien es estudiante, llegó a la casa de Pérez —en el municipio de La Paz— a pedir un vaso de agua para su profesora.

Cuando regresó a la vivienda a dejar el vaso, reza el escrito, el no vidente de 50 años —quien se encontraba solo— le ofreció 300 córdobas a la víctima para que se dejara dar un abrazo, por lo cual accedió.

Luego la introdujo a la casa y la dirigió hasta su cuarto, donde abusó sexualmente de ella en dos ocasiones.

El procesado le entregó 60 córdobas a la menor y le dijo que regresara al día siguiente por el resto del dinero, porque debía hacer unos pagos.

Defensa alega inconsistencias

Dionisio Parrales, abogado defensor de Pérez, expuso que en los actos investigativos de la Policía y en el planteamiento de la acusación hay muchas inconsistencias y que en el juicio demostrará que es inocente, “porque la misma lógica indica que el mecanismo que ella (la víctima) refiere haber pasado, era imposible que mi representado lo hiciera con ese estado de incapacidad visual que tiene”.

Asimismo, dijo que su defendido, por su discapacidad, no pudo darse cuenta de la edad de la adolescente, quien supuestamente aceptó tener relaciones sexuales con su consentimiento.

Reprogramación de juicio

El acusado tiene lleva cinco años de haber perdido la vista a consecuencia de un glaucoma.

El juicio contra Pérez fue reprogramado para el 25 de octubre en los juzgados de Jinotepe.

...

Notas Relacionadas