Seis meses de rebelión contra el régimen orteguista

Un día como hoy pasó algo en Nicaragua que la cambió por completo

El país en que vivimos dejó de ser el mismo desde aquel 18 de abril. HOY/Archivo

El país en el que vivimos dejó de ser el mismo desde aquel 18 de abril. Son muchos los números que duelen: seis meses de reclamos en las calles, 184 días de protestas, 513 personas muertas de forma violenta, más de 200 ciudadanos procesados injustamente, más de 70 mil desplazados y contando. El mundo ha oído y visto lo que pasó ese día y estalló al siguiente.

El régimen exige normalidad a punta de balas y calla ante los llamados de sentarse a dialogar para buscar una salida pacífica.

Han vuelto a gritarse términos y consignas que se creyeron olvidados: dictadura, represión, libertad, insurrección, “la lucha sigue” y “aquí no se rinde nadie”.

ABRIL

Ni un golpe y ni una patada más.  Inconformes con reformas a la seguridad social que quitaban dinero a jubilados y molestos porque Daniel Ortega y Rosario Murillo ordenaron a sus turbas disolver a golpes y patadas las protestas de los adultos mayores; pobladores y universitarios llaman el 22 de abril a una rebelión social.

HOY/Archivo
MAYO

El ataque cruel a las madres. El 30 de mayo, el gobierno ordenó una masacre contra las madres y sus hijos, que marcharon pidiendo justicia por los jóvenes muertos durante la represión de abril. El régimen atacó con francotiradores desde el nuevo Estadio Nacional Dennis Martínez y mató a 16 nicaragüenses.

HOY/Archivo
JUNIO

Operación limpieza, operación masacre. El Gobierno asumió como legítimo el uso letal de grupos armados que no eran policías ni oficiales del Ejército, para ejecutar lo que la vocera gubernamental llamó “operación limpieza”.

HOY/Archivo

Los paramilitares desmontaron tranques y barricadas en barrios y ciudades a balazos contra manifestantes desarmados. Solo en un día, estos grupos asesinaron a 38 personas en Masaya y sus ciudades.

JULIO

Sangre en la UNAN-Managua. Con armas de grueso calibre paramilitares atacaron las instalaciones de la UNAN-Managua el 13 de julio, la que estaba ocupada por opositores al régimen. El ataque duró 16 horas.

HOY/Archivo

Las balas alcanzaron a la iglesia Divina Misericordia, hacia adonde huyeron los ocupantes. Un estudiante murió y varios resultaron heridos.

AGOSTO

ONU: régimen desproporcionado. El 30 de agosto, la misión del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) dijo que en Nicaragua documentó el uso desproporcionado de la fuerza por parte la Policía, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones ilegales, torturas y violencia sexual contra los opositores.

HOY/Archivo
SEPTIEMBRE Y OCTUBRE

Globos terroristas y picos rojos. Ante la represión, los opositores crearon formas de mantener su rebelión pacífica: al comenzar septiembre las calles de Chinandega, Managua, Estelí, Granada, León, Masaya, Somoto y Telica amanecieron con globos de color azul y blanco.

HOY/Archivo

A ese gesto lo siguió “el adoquinazo” y el último grito vandálico: las pico rojo.

 

...

Notas Relacionadas