No llevan al médico a reo

Carlos Hernández estuvo esposado a una cama del hospital

Carlos Hernández, esposado, hospital, granada, policía, detenido

En esta foto de archivo cuando Carlos Hernández Bustos permaneció esposado a la cama del hospital de Granada. HOY / Archivo

HOY / Granada

En tres ocasiones la Policía de Granada ha impedido que Carlos José Hernández Bustos sea valorado por un médico, denunció ayer doña Rosa Estebana Bustos Jirón, madre del hombre de 31 años.

Carlos está detenido desde julio pasado, cuando fue neutralizado por paramilitares encapuchados y recibió dos disparos en una de sus piernas, que lo mantuvo hospitalizado y esposado a una cama del Hospital Amistad Japón Nicaragua.

En el centro asistencial lo operaron y luego fue trasladado a las celdas preventivas de la ciudad de Granada. Lo acusan de robo agravado y la audiencia inicial la realizaron en el hospital. El juicio ahora será en Managua y está siendo tratado como un reo político.

Citas perdidas

Doña Estebana dijo que su hijo tenía citas el 21 y 26 de septiembre pasado y no lo quisieron llevar. Ayer martes le tocaba otra y tampoco fue trasladado al centro asistencial.

“Hablé con el teniente que está a cargo y le dije que mi hijo tiene que ser valorado, pero me respondió que aquí en Granada no hay juez para que dé trámite a esa cita porque él va a ser juzgado en Managua”, contó la señora.

“Nosotros le llevamos sus medicinas pero él dice que pide sus pastillas y se las dan hasta que les da la gana”.

Rosa Estebana Bustos Jirón, madre de Carlos Hernández.

Denunció además que no le han permitido el ingreso de detergente ni cloro para el aseo de la celda. “Mi hijo está con una herida y debe estar en lo limpio”, explicó.
Según la señora, su hijo le ha dicho en las visitas que la Policía también le niega los medicamentos y lo dejan aguantar dolor.

Doña Rosa Estebana denunció que su hijo no tiene abogado porque el que tenía dejó el caso al saber que Carlos estaba siendo enjuiciado como reo político.

Esposa tuvo que huir
Ayer martes, la esposa de Hernández, Mariela García, dijo vía telefónica que tuvo que salir del país hace una semana porque la Policía la andaba buscando para detenerla. Explicó que en varias ocasiones fue amenazada por oficiales de ponerla presa solo por reclamar y denunciar los abusos contra su marido. La joven explicó que ha tenido que dejar a sus tres menores hijos en Granada, porque teme por su seguridad.

...

Notas Relacionadas