Trucos para rizos perfectos

Aprenda cómo hacer que su cabello sea más atractivo

HOY/Istockphotos.com

Las personas con el pelo rizado son realmente especiales y sus rizos necesitan un cuidado extra. No vale con lavar el pelo y dejarlo tal cual. Ojalá fuese así, pero no. El cabello rizado es muy complicado de manejar, pero si tu cabello es rizado, no te desanimes.

1. CORTA TU CABELLO A CAPAS: así conseguirás quitarle densidad a las puntas y no se acumulará todo tu cabello abajo. Esto también le aportará volumen y movimiento.

2. RIZOS NATURALES: si te duchas por las noches, una opción perfecta es irte a dormir con el pelo un poco húmedo y hacerte un moño. Seguro que al día siguiente te despiertas con unos rizos preciosos.

3. UTILIZA UN PEINE DE PÚAS ANCHAS: muchos creen que el pelo rizado no se debe peinar porque se estropean los rizos, pero esto no es así. Puedes peinar tu pelo siempre que quieras, la única condición es que el peine sea de púas anchas. Así evitarás que se te enrede el pelo sin abrir demasiado los rizos.

4. ENVUELVE EL PELO EN UNA TOALLA DE MICROFIBRA: las fibras de las toallas normales estropean el pelo. Utiliza toallas de microfibra o, en su defecto, camisetas de algodón que ya no utilices. Esta técnica, llamada plopping, es la mejor manera de secar el cabello sin arruinar los rizos.

5. SECA TU PELO CON UN BUEN DIFUSOR: al salir de la ducha, aplica una mascarilla sin aclarado de medios a puntas y peina tu pelo con un peine de púas anchas. Cuando ya esté peinado empieza a dar forma a tus rizos con la mano. Una vez que tus rizos comiencen a tomar forma, echa tu cabeza y todo tu pelo hacia delante y comienza a secarlo con un difusor.

6. HIDRATA TU PELO: aplica una mascarilla de aceite de coco una vez a la semana sobre tu pelo. Mantener el pelo hidratado es muy importante para que se vea bonito y nutrido.

7. EVITA LOS INSTRUMENTOS DE CALOR: esto es algo que se debe hacer con cualquier tipo de pelo, pero en el caso de cabellos rizados es aún más importante. Normalmente los pelos rizados son rebeldes y difíciles de moldear, por lo que para alisarlos o cambiar su forma original necesitamos trabajarlo mucho.

...

Notas Relacionadas