El señor del indio viejo en el mercado El Mayoreo

Veinticinco córdobas cuesta el plato de este platillo que ofrece Bayardo Blas

Don Bayardo se anda por todas las calles del mercado de Mayoreo, a él no solo le compran los comerciantes, también lo hacen los pobladores. Manuel Esquivel

HOY

“¡Ahí viene el indio!”, gritan los comerciantes del mercado de Mayoreo cada vez que ven a Bayardo Blass Alfaro, empujando su carretón cargado con dos baldes de indio viejo en el centro de compras.

A Blass los marchantes lo conocen desde hace tres años. A cada uno de sus clientes los ha seducido con su indio viejo. Aunque es un experto en la cocina, solo ofrece este platillo porque los mismos comerciantes lo piden.

“Les gusta mi indio viejo, una vez intenté traerles arroz chino y muy pocos me lo compraron, este plato lo ven como mi especialidad, y ni modo, me toca complacerlos”, aduce el marchante.

Bayardo, menciona que llega al centro de compras antes del mediodía, a las dos de la tarde va de regreso a su hogar sin una pizca de indio. “Gracias a Dios lo vendo todo”, subraya.

Una tentación

Así luce el indio viejo que ofrece este comerciante asegura que siempre lo da hermoso para conservar clientela.
Manuel Esquivel

El carretón de Bayardo le da un toque especial a su venta, a casi todos les llama la atención el logotipo del equipo de beisbol los Indios del Bóer que anda pintado en la parte frontal.

“Todo está relacionado, soy muy fanático del deporte y de ese equipo especialmente, como lo que yo vendo es indio viejo, una comida típica que por cierto algunos han dejado en el olvido y su logo es un indito, queda perfecto en mi carretón, a la mayoría les da curiosidad”, menciona.

“Lo que más me gusta de andar en este mercado es la gente, todos son buenos y amables”, subraya el comerciante.
Manuel Esquivel

Bayardo cocina desde hace aproximadamente 10 años, antes de llegar al centro de compras, fue ayudante de cocina en varios restaurantes importantes, hasta que determinó emprender por cuenta propia.

“Aprendí todo necesario, pero también descubrí que se gana mejor trabajando independiente, en unas cuantas horas me gano el pan de cada día de mi familia”, puntualiza.

También en el Oriental
Bayardo también vendió indio viejo en el mercado Oriental, donde estuvo por dos años aproximadamente.

Cambió de mercado porque en el Mayoreo encontró un poco más de estabilidad, además puede movilizarse con mayor facilidad.

 

...

Notas Relacionadas