Bajas ventas no permiten invertir en más mercadería

Los comerciantes alegan que a veces solo sacan para la comida del día

Los comerciantes del Oriental subrayan que el buen comercio siempre es por la mañana, en horas de la tarde el centro de compras queda árido. Esto es durante toda la semana. Roberto Fonseca

HOY

Doña Mercedes Ortega, comerciante de zapatos en el mercado Oriental desde hace 15 años, siempre ha trabajado con el apoyo de prestamistas que llegan hasta su tramo para ofrecerle sus servicios. En agosto pasado le solicitó a su proveedor 10 mil córdobas que pagaría en cuotas de 388 córdobas por un mes.

Alega que hizo el préstamo con la esperanza de surtir su negocio y mejorar las ventas, sin embargo “me metí a camisas de once varas, porque vendo muy poco y a veces no recojo ni para la cuota, ya no puedo invertir”, refiere.

Ortega asegura que la mayoría de comerciantes del Oriental trabajan con el apoyo de bancos y prestamistas, pero durante los últimos meses de crisis, todo se ha paralizado.

“Yo tuve que hablar con mi prestamista, él sabe que siempre he sido buena paga, pero como ahora no vendo nada debo de tener en primer lugar la comida de mis hijos. Lo que me dijo es que me iba a dar un chance para que yo le pudiera recoger el dinero y cancelarle, es lo que he venido haciendo, pero después de eso no me volverá a dar crédito, me lo advirtió”, cuenta la marchante.

Problemas

Todos los marchantes tienen la esperanza que las ventas puedan mejorar en los próximos meses, que siempre han sido los mejores.
Roberto Fonseca

Eugenia Pérez, otra comerciante del centro de compras, cuenta que su prestamista anda sofocado queriendo recuperar el capital que ha prestado. Ha optado por vender frutas de forma ambulante para obtener más ingresos.

“Esa gente vive de los intereses que ganan con uno y si nosotros no podemos pagarles, ellos se quedan en el aire, sinceramente la situación que estamos atravesando es muy fuerte, la economía cada vez recae más, los pequeños comerciantes somos los más perjudicados”, indica Pérez.

La vendedora asegura que ella ha sido testigo de cómo algunos colegas se han empeñado pertenencias para poder dar los abonos que corresponden.

“En este mercado solo hay gente luchadora, uno a como sea quiere pagar porque nos han dado un voto de confianza, pero no sabemos cómo hacer, incluso hay gente que todavía tiene mercaderías del mes de abril que habían comprado con reales prestados y no la han podido sacar, este problema nos tiene asfixiados”, subraya la comerciante.

Meses finales
Los marchantes indican que durante estos últimos meses del año es cuando más necesitaban invertir en mercadería, por ello siempre recurrían a préstamos, algunos dudan que eso pueda ser posible este año debido a la crisis que enfrenta el país.

 

 

...

Notas Relacionadas