Portada_Super_Banner_P_Section_1

Mar arrebata felicidad a pareja

La pareja cumplía tres días de unirse en matrimonio, y celebraban en Las Peñitas su luna de miel, pero el mar les arrebató la vida

Madre de la víctima Xiomara Arcia Celiz. HOY/ Eddy López

León
Eddy López Hernández
Era un matrimonio muy joven, no solo por las edades de quienes lo conformaban, sino porque tenían apenas tres días de haberse casado.

A Joseph Steven Quintero Aráuz, de 23 años, y Xiomara Elieth Arcia Celiz, de 29, el infortunio los sorprendió irónicamente en el lugar que escogieron para celebrar el fin de su relación de novios y el comienzo de una vida juntos como marido y mujer.

En ese comienzo de vida, les llegó el fin. Joseph y Xiomara perecieron en las aguas traicioneras del balneario Las Peñitas, ubicado a 20 kilómetros al suroeste de la ciudad de León, en el occidente del país.

Soñaba con ser abogada
Xiomara había cumplido parte de sus sueños al casarse con Joseph. Se había jurado a sí misma que no descansaría hasta concluir sus estudios de Derecho, que ya cursaba en la universidad.

“Pero no le fue posible”, se lamenta su madre Xiomara Celiz, que tiene entre sus manos una foto donde su hija viste toga y birrete de su última graduación de bachiller en ciencias y letras.

Ni sus amigos, menos sus familiares, lograron imaginar un final como los que enfrentan hoy los dos. Según sus familiares, apenas la semana pasada se habían casado y les anunciaron que como parte de la celebración, el domingo último viajaron a Las Peñitas.

La joven Xiomara era originaria del barrio El Calvario y su esposo habitaba en el barrio Posada del Sol.

La familia contó que decidieron ir a Poneloya a disfrutar su luna de miel y a eso de la 1:00 de la tarde del domingo ocurrió la tragedia en el sector del centro turístico Peña del Tigre.

De acuerdo con sus familiares, la joven se fue a sentar a unas de las gradas del centro turístico.

Según los lugareños, una de las cosas que deben conocer los visitantes es que en la zona las olas pueden ser sorpresivas y grandes, con capacidad de arrastrar lo que encuentren.

3
personas se han ahogado en esa zona entre agosto y septiembre. La pareja más otro joven que llegó de paseo.

Quiso rescatarla
En efecto, lo que pasó es que una ola de esas arrastró a Xiomara. Al ver lo que pasaba su esposo Joseph, se lanzó a intentar rescatarla, pero la fuerza del agua terminó llevándose a ambos.

Tras los ocurrido, los que estaban en el lugar buscaron ayuda y otros llamaron a las instituciones de socorro.

Tres horas más tarde de ese mismo domingo, apareció en el sector de la bocana de Poneloya el cuerpo sin vida de la joven Arcia, mientras que el cuerpo del joven Quintero fue encontrado hasta este lunes en horas de la mañana sobre las costas de Poneloya.

Xiomara Celiz, madre de la joven, dijo que no podían darle crédito a lo ocurrido. Los muchachos estaban muy contentos con haber recientemente unido sus vidas en matrimonio. “Tenían tan solo tres días de casados”, se repetía una y otra vez la madre.

Doña Xiomara contó que la pareja se conoció hace unos tres años en León. “Tuvieron un noviazgo, luego el joven se fue a los Estados Unidos a arreglar los papeles, después vino a casarse con mi hija, se casaron el 6 de septiembre, él tenía previsto irse el 9 de septiembre, tenía que estar a las cinco en el aeropuerto y ocurrió la tragedia”, relató Celiz.

Según la madre de la joven, luego de casarse “ellos andaban felices, se fueron a festejar, a comer, a cenar y luego decidieron ir al mar”.

Preocupados
Marcio Ocón, presidente de la Cruz Roja de esta ciudad universitaria, manifestó que en reiteradas ocasiones han informado a la población que la zona de la Peña del Tigre es peligrosa y recomiendan no bañarse ahí.

“Los dos jóvenes son originarios de León, la muchacha apareció el mismo domingo y el joven fue encontrado este lunes en la mañana. Es una tragedia que enluta a dos familias”, dijo Ocón.

Recordó el socorrista que en el mismo lugar hace un mes y medio un joven, estudiante de Medicina de la UNAN-León, pereció ahogado también.

Amigos y vecinos llegaron a expresar su pesar por lo ocurrido. Todavía ayer no precisaban detalles sobre el sepelio, pues decían que esperaban a familiares del joven que vivían en el exterior.

Muchos de los que ayer estaban en casa de doña Xiomara también estuvieron hace tres días acompañándolos, el día que ambos aceptaron casarse.

“Ellos andaban felices, se fueron a festejar, a comer, a cenar y luego decidieron ir al mar. No puedo creer lo que nos ha pasado”.
-Xiomara Celiz, madre de la joven fallecida.

Tragedias de familias

3

jóvenes de una misma familia murieron ahogados en el lago Cocibolca, el 17 de abril. Los gemelos Carlos y William Alemán, así como su prima Kaylen Esmar Alemán, de 22 años, quienes fueron sepultados en Carazo.

2

niños, los hermanos gemelos Nelson y Felipe Sevilla Romero —de 10 años de edad—, perecieron ahogados el 1 de abril de 2010 en el balneario El Trapiche. Los niños eran originarios de la comunidad Chacraseca, jurisdicción de León.

La pareja

Joseph Steven Quintero Aráuz tenía 23 años. Nació en León. Comenzó una carrera universitaria que dejó al salir del país para vivir con su mamá en Estados Unidos. Tenía poco de haber regresado.

Xiomara Elieth Arcia Celiz tenía 29 años. Originaria de León, vivía en el barrio El Calvario. Era estudiante de la carrera de Derecho. Estaba muy contenta de haberse casado con Joseph Steven.

Pareja desafió aguas peligrosas
La Peñitas. HOY

Managua
Yaosca Reyes Centeno

Al parecer las playas del Pacífico no son tan pacíficas como se cree. Por ejemplo, Las Peñitas es de los balnearios de Nicaragua donde hay mayor riesgo de muerte.

Desde 2013, existían al menos 13 playas identificadas como peligrosas, y este sitio es uno de los que ocupaba los primeros lugares por la cantidad de ahogados que registra.

Juan Duarte, jefe de Operaciones de la Cruz Roja – filial de León, comenta que en efecto el sitio sigue siendo peligroso en estos momentos, aunque no deja de ser uno de los balnearios preferidos por los leoneses. Cree que Joseph y Xiomara se confiaron de las corrientes del mar de esa zona.

Más peligrosa
Cuenta Duarte que antes del huracán Mitch había dos corrientes fuertes en Las Peñitas, conocidas como los Pinos, pero tras el desastre natural, se formaron más corrientes de agua en la playa, las que se unen dando lugar a la formación de un remanso, donde a la vez se hace un remolino.

Quien cae en ese remolino, tiene muchas probabilidades de no salir con vida, porque ahí el agua agarra fuerza.

“Lo que siente la persona en ese momento es una desesperación, aunque sepa nadar, y es ahí donde posiblemente se ahogan. Lo otro es que a veces se bañan en las playas y quizás no conocen el sitio, es decir, las personas no hacen caso de las recomendaciones que nosotros les hacemos”, explicó Duarte.

Refiere que la playa en Las Peñitas ha sido rotulada en diversas ocasiones, pero siempre son quitadas y pocos se informan con los lugareños.

Una playa que no perdona
El 19 de septiembre, en las costas del balneario de Las Peñitas, fue encontrado flotando el cuerpo sin vida de Juan de Dios Herrera. HOY/ Archivo

Managua
La playa de Las Peñitas tiene un largo historial de tragedias. Tan solo el pasado mes de agosto se realizaba la intensa búsqueda del joven universitario Julio Hernán Ow Gutiérrez, de 21 años, quien desapareció en las aguas de este balneario tras ser arrastrado por una de sus corrientes.

La tragedia sucedió el 3 de agosto a vista de sus amistades, pero fue hasta el día 12 del mismo mes que el cuerpo de búsqueda de la Cruz Roja Nicaragüense suspendió oficialmente la exploración que hacían en el mar para poder encontrar su cuerpo. Se lo tragó el mar.

Previo a eso, el 23 de marzo, Wyssmuller Philippe, de 65 años, originario de Suiza, murió ahogado después de ser jalado por una corriente. También se estaba ahogando otra extranjera, acompañante del fallecido, pero ella sí fue rescatada a tiempo por los lugareños.

Según testigos, el extranjero se estaba bañando en los tumbos, frente al hotel Oasis, y de repente se hundió. Minutos más tarde su cuerpo fue rescatado por pescadores y surfistas de la zona.

Ocho días después otro ahogado estaba siendo reportado por la Cruz Roja en el mismo sitio. El ciudadano Jeffry Gutiérrez, de 28 años, fue la víctima. Según información preliminar, el hombre se sumergió en el mar en estado de ebriedad. No salió más.

En 2017, precisamente el 1 de mayo, Día de los Trabajadores, Bristol Hernández Miranda, de 23 años, se bañaba tranquilo en las aguas de Las Peñitas cuando aparentemente una ola lo arrastró. Se ahogó y apareció horas más tarde.

Ese año se dijo que en el Océano Pacífico ocurren las corrientes más fuertes jamás vistas, pero con mayor peligro en Nicaragua, Costa Rica y El Salvador.

Y en septiembre de 2016, el cuerpo de Juan de Dios Herrera Berríos, de 38 años de edad y originario del barrio leonés de Sutiaba, fue encontrado flotando en las costas del balneario Las Peñitas.

Herrera fue arrastrado por las corrientes marinas mientras se bañaba junto a su cuñado Lorvim José Rodríguez, frente al bar y restaurante Pollo Negro, en Poneloya.

 

...

Notas Relacionadas