Iglesia sigue bajo acecho de régimen en Granada

Los templos La Merced y Xalteva, de la ciudad de Granada, han sido el blanco de los fanáticos del régimen Ortega, Murillo

El obispo Jorge Solórzano, condenó los ataques contra los templos hoy domingo luego de oficiar misa en la catedral Inmaculada Concepción de María, de Granada. HOY/Lucía Vargas

Los templos La Merced y Xalteva, de la ciudad de Granada, han sido el blanco de los fanáticos del régimen Ortega, Murillo, en estos últimos meses de crisis socio político. Los padres han sido amenazados de muerte y los acusan de “golpistas y asesinos”.
Ese lenguaje violento además es acompañado con ataques físicos a los templos. Éste sábado por la tarde las turbas orteguistas irrumpieron en la iglesia La Merced, con banderas roja y negro, mientras gritaban a los padres y fieles que escuchaban misa “golpistas” y se mofaban de la palabra “puchitos”.
Monseñor Jorge Solórzano Pérez, obispo de la diócesis de Granada, tras oficiar la misa de este domingo en la catedral Inmaculada Concepción de María, pidió respeto a las celebraciones eucarísticas y a los templos. Dijo que lo ocurrido en la iglesia La Merced, la tarde del sábado a la hora que celebraban la misa, es condenable y recordó que hace pocos meses fue objeto de morterazos, ese mismo templo.
Al preguntarle si algún político de Granada o la alcaldesa Julia Mena, habían pedido disculpas por el actuar de sus seguidores, contra la iglesia La Merced, dijo que no y que más  bien Mena, ha dejado de asistir a misa los domingos.
Solórzano, dijo que este tipo de actos no se han repetido en otros templos de la diócesis de Granada, pero aseguró que  han recibido amenazas en las redes sociales. Explicó que él fue amenazado de muerte al inicio de la crisis a través de “memes”, junto a otros dos obispos.
Monseñor Solórzano, dijo que hay temor de parte de la feligresía y los sacerdotes que ocurra algo mas grave contra las iglesias. “Pedimos respeto a los templos y la Eucaristía, pero también que cese el lenguaje tan agresivo, cómo asesinos y golpistas”, refirió el obispo.
Señaló que los obispos siguen anuentes a que se reanude el diálogo nacional con el propósito de salir de esta crisis y dejó claro que no existen intereses ni políticos, ni económicos. “Queremos el bien de Nicaragua, no buscamos ninguna cuota de poder, ni económico, ni político”, refirió.
La diócesis de Granada, ha modificado los horarios de misas porque a la feligresía le da miedo salir muy tarde de sus casas, explicó Solórzano. Agregó que la feligresía se ha volcado en apoyo a sus sacerdotes en todas las parroquias y se han unido en oración personal, familiar y comunitaria para que se termine la violencia.

...

Notas Relacionadas