Ventas estuvieran bajas durante el paro nacional

Algunos comerciantes no se unieron al paro nacional, pero el comercio no fue tan movido

Los pasillos del mercado Iván Montenegro estuvieron vacíos. Los comerciantes dijeron que solo estarían un rato. Manuel Esquivel

HOY

A pesar que ayer los mercados Oriental, Roberto Huembes, Mayoreo e Iván Montenegro hubo afluencia de vendedores, los compradores eran pocos.

La mayoría de marchantes que acudieron a trabajar fueron de perecederos, frutas, abarrotes, carnes y pollo. Manifestaron que la necesidad de pagar las deudas y poder alimentar a sus familias no les permitía sumarse al paro nacional convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, como lo hicieron las dos ocasiones pasadas.

“Yo he estado apoyando todas las actividades a las que se han convocado, claro que quiero ver a los presos políticos libres, pero sinceramente esta vez no pude sumarme, necesitaba venir a ganarme el pan de hoy, pero antes de venir eleve una oración a Dios para que nos tenga misericordia, ese fue mi aporte”, comentó la comerciante del Oriental Leyla Rodríguez.

A diferencia de los últimos dos paros, esta vez trabajaron algunas tiendas de ropa, zapatos y electrodomésticos. Pero los tramos estaban abiertos de forma escalonada.

Los pocos compradores evitaban pasar por los pasillos oscuros por temor a ser asaltados. Solo algunos negocios estaban abiertos.
Manuel Esquivel

“En lo personal creo que fue un error anunciar el paro de un día para otro, a los pequeños comerciantes nos tienen que dar tiempo para poder organizarnos, yo me hubiese preparado guardando dinero o pagando algunas cosas, pero no me dio chance, tuve que venir”, comentó Fabiola Cuadra, comerciante.

Por su parte, el marchante del Mayoreo Juan Berríos asegura que él ya sabía que no llegaría mucha gente a comprar al mercado, pero quiso probar suerte y pellizcar algo.

“Yo dije que si vendía por lo menos unos 300 córdobas por la mañana me iba al mediodía, honestamente no he podido, pero es porque no ha entrado mucha gente, no me entristece porque conozco la causa, pero me tocará estar más del tiempo que tenía previsto”, señaló Berríos.

Los transportistas de la terminal del Huembes dijeron que el último bus iba a salir a las seis de la tarde, como un domingo.
Manuel Esquivel

En el mercado Iván Montenegro el sector más movido fue el lácteo. Todos los tramos abrieron sus puertas, pero no fueron tan visitados como en otras ocasiones.

El mercado Roberto Huembes lució un poco más árido. A pesar que la zona de las piñatas, artesanías y una parte de comerciantes de abarrotes y verduras estuvo activa.

“Tenemos deudas, ese es el gran detalle, los bancos pueden dejar de cobrarnos hoy (ayer), pero mañana están ahí llamando y llamando, aquí la mayoría trabajamos de esa forma, no podemos detenernos, por eso el comerciante no tiene día de descanso”, alegó Luis Marenco.

No hubo alteraciones
A pesar que algunos marchantes se presentaron a trabajar, contrataron seguridad privada para evitar cualquier tipo de problema.

Por la mañana no se reportaron alteraciones, los comerciantes dijeron que ellos le echarían el ojo a los tramos que estuvieran cerrados. Dejaron claro que respetaban cualquier decisión de los marchantes.

“Cada quien tiene sus razones para dejar o no de trabajar”, indicó un marchante del Iván.

...

Notas Relacionadas