Miguel Jalina, el niño boxeador de Monimbó que quiere llegar largo

En el 2016 y 2017 ganó medalla de oro en el Campeonato Nacional Infantil en las categorías 60 y 65 libras y ahora se alista por otra medalla más en las 80 libras. 

El niño Miguel Jalina, quien sueña llegar a ser como el Tricampeón mundial pinolero Alexis Argüello. Foto Manuel Esquivel.

HOY

Llegar a ser como el Tricampeón mundial nicaragüense Alexis Argüello, el Tetracampeón Román “Chocolatito” González o como el campeón mundial ucraniano Vasyl Lomachenko es el sueño del pequeño púgil Miguel Ángel Jalina Acuña, originario de Monimbó, del departamento de Masaya.

Actualmente Acuña tiene 12 años de edad, pero desde los siete años practica boxeo, una disciplina que ya le ha dado varias medallas a nivel nacional y que busca repetir en el Campeonato Nacional de Boxeo Infantil, que se espera se realice a finales del presente mes o el próximo, en un lugar por definir.

“Miguelito merece ser reconocido porque tiene mucho talento a pesar de su estatura. Lo que hace sorprendente al niño es su velocidad de pies y manos por lo que lo hemos bautizado como Miguelito “Lomachenko” Jalina”, relató Arlintong Ticay, entrenador de la escuela de boxeo Guerreros de Cristo.

En su quinto año, Jalina competirá en el evento nacional en la categoría 80 libras, tras haber obtenido medalla de oro en las categorías 60 y 65 libras.

“Miguelito también se sabe mover en el ring, maneja muy bien los ángulos que pocas veces se usan en Nicaragua. También domina los pasos laterales. Me gustaría se le diera la oportunidad de pelear en una velada profesional para que la gente lo conozca”, agregó Ticay.

Hay algo más que también destaca el entrenador Ticay del niño.

“A pesar de su edad el niño es disciplinado. Se levanta muy temprano para correr a las cinco de la mañana con su papá que va en bicicleta cuidando y apoyando a su hijo. Yo lo visualizo como campeón del mundo porque a él le gusta el boxeo”, contó Ticay.

Miguel Jalina junto a su entrenador Arlintong Ticay. Foto Manuel Esquivel.
Miguel Jalina junto a su entrenador Arlintong Ticay. Foto Manuel Esquivel.

Dos amores

Tras la línea telefónica Miguel habla con alegría y echa a andar sus sueños.

“Desde pequeño miraba peleas de boxeo y fue así que me empezó a gustar. En boxeo admiro a Alexis, Román y Lomachenko y quisiera ser como ellos, quiero ser campeón del mundo”, dijo el niño, estudiante de primer año de secundaria en el colegio Masinfa, de Masaya, por la mañana.

Los padres de Miguel son Milvian Acuña y Miguel Jalina y asegura cuenta con su apoyo, al igual que de sus dos hermanos.

“Mi mamá se pone nerviosa cuando voy a pelear, pero mi papá no. A mi mamá le digo siempre que no se preocupe, que no hay porque temer”, confesó el niño.

Miguel también dijo que además del boxeo, gusta del futbol.

“Me gusta también el futbol en las ligas del barrio, pero entre los dos deportes siempre prefiero el boxeo”, finalizó el niño, de posición delantero en el balompié.

Cabe señalar que la escuela de boxeo Guerreros de Cristo está ubicada en Monimbó, en el patio de la vivienda del entrenador Ticay, que acondicionó con peras, sacos y mascotas. No tienen ring.

Ahí hay siete niños, junto a Miguel y el hijo de Ticay, Cristofer, de 14 años de edad, que en el 2015 fue subcampeón nacional infantil en las 65 libras y su escuela ocupó el tercer lugar a nivel nacional.

Luego de asistir a clases, el niño Miguel Jalina entrena boxeo en Monimbó. Foto Manuel Esquivel.
Luego de asistir a clases, el niño Miguel Jalina entrena boxeo por las tardes en Monimbó. Foto Manuel Esquivel.

Va por más

Luego de cuatro competiciones en competencias de boxeo infantil nacional, de Feniboxa, el niño registra 70 peleas, de las cuales 65 ha ganado.

En el 2016 y 2017 ganó medalla de oro en el Campeonato Nacional Infantil en las categorías 60 y 65 libras y ahora se alista por otra medalla más en las 80 libras.

...

Notas Relacionadas