Chofer dijo a juez que empresario se perdió tres horas el día del crimen de Sarybel

Según testigo, exmarido de Saribel desapareció tres horas el día del crimen. El juicio contra el empresario inició con la declaración del chofer y el médico forense

Ayer inició el juicio contra el empresario Roberto Estrada Zamora acusado del femicidio de su exesposa Sarybel Abad. HOY/Alejandro Flores

HOY

Inició el juicio contra el empresario Roberto Emilio Estrada Zamora, de 62 años, acusado del femicidio de su exesposa Sarybel Abad Urcuyo, de 45 años. Ayer declararon dos testigos ante el juez, entre ellos, uno que fungió como chofer de Estrada Zamora durante un día.

Se trata del testigo William Márquez, quien fungió como conductor del empresario por un día, y casualmente fue el 3 de julio de 2018, día del crimen de doña Sarybel Abad.

El testigo le dijo al juez Cuarto Especializado en Violencia, Harold Leal, que no tenía ningún vínculo ni con Estrada ni con la empresa; el testigo detalló al judicial que llegó, solicitó empleo, lo recibieron, anduvo con el empresario en el vehículo y observó que Estrada en algún momento estuvo armado y que se reunió con otras personas.

Márquez explicó al juez de manera muy puntual que el empresario Roberto Estrada salió de la empresa al mediodía y lo llegó a ver nuevamente hasta a eso de las 3:00 de la tarde del 3 de julio de 2018 y desconoce dónde estuvo su jefe en ese periodo de tiempo.

Secuestro y crimen

Según la Fiscalía, el 3 de julio de 2018, a la 1:18 de la tarde, dos sujetos interceptaron a la víctima Sarybel, frente a la casa de la madre de esta, en Altamira, Managua, cuando la víctima estaba a bordo de su camioneta; la llevaron al sector de la Cuesta el Plomo, le propinaron un balazo en la cabeza y quemaron el vehículo de la víctima.

Ayer también declaró el médico forense Néstor Membreño, quien dijo en juicio que la muerte de Sarybel fue producto de un impacto de bala y que la causa fue de naturaleza homicida. En el cráneo fueron hallados restos del proyectil.

El forense explicó que a la víctima se le encontró unos moretones en el brazo y antebrazo, que probablemente fueron producto del forcejeo al ser secuestrada.

El juicio continuará el próximo lunes 10 de septiembre a las 9:00 de la mañana y la Fiscalía cuenta con más de 15 testigos en el caso.

...

Notas Relacionadas