Supuesto accidentado aparece con orificio en la cabeza

Familia no cree versión policial. Fallecido había recibido amenazas de muerte

Una maleza con un alambre de púas es contra lo que supuestamente se estrelló Juan Gabriel Blandón Velásquez. HOY/Cortesía

Las autoridades policiales siguen sin explicar las circunstancias en las cuales murió Juan Gabriel Blandón Velásquez, de 36 años, cuyo cadáver fue encontrado al amanecer del domingo 2 de septiembre en la salida de la ciudad de Sébaco hacia la comunidad Río Nuevo número 2, departamento de Matagalpa.

El cuerpo de Blandón quedó cerca de la moto que conducía y que supuestamente habría chocado, en un aparente accidente de tránsito, contra una rama con maleza y alambre de púas que estaban sobre el camino.

Sin embargo, los familiares de Blandón presumen que se trata de un accidente simulado y creen que el hombre pudo ser asesinado, porque tenía una herida en la frente, similar a los orificios provocados por impactos de bala.

Este es el orificio que tenía Blandón en su cabeza. HOY/Cortesía

Además, él y varios miembros de su familia habían sido amenazados de muerte por simpatizantes del Gobierno en Sébaco.

Las amenazas de muerte contra la familia de Blandón Velásquez han incluido campañas de desprestigio a través de las redes sociales. Asimismo, la casa de la madre de este —Josefa Velásquez Mejía—, en la ciudad de Sébaco, fue una de las viviendas marcadas con una equis por paramilitares.

A través de las redes, “decían ‘justicia divina, plomo, plomo’… y que uno a uno íbamos a ir cayendo”, refirió una pariente de Blandón, sobre las amenazas que recibían por haber participado en las protestas contra el Gobierno.

“A él lo matan de un disparo en la cabeza y hacen parecer que fue un accidente”, aseguró la familiar de Blandón, indicando que este iba de Sébaco hacia su casa en Río Nuevo, a unos ocho kilómetros de la ciudad, pero “pusieron como una trampa a medio camino, él no tiene nada de chimones y a la moto no le pasó nada”.

Juan Gabriel Blandón Velásquez. HOY/Cortesía

“La escena de un accidente no cuadra porque él iba a su casa (hacia Río Nuevo) y la moto quedó (en dirección contraria), como que él venía a Sébaco”, señaló la pariente de Blandón, quien no brindó su nombre por temor.

Aunque el cuerpo fue encontrado a las 5:00 a.m. y las autoridades policiales fueron avisadas de inmediato, estas habrían llegado cuatro horas después.

“La Policía llegó a las nueve (de la mañana) y no dio ningún veredicto de accidente ni de pasada de cuentas, no dijeron absolutamente nada… hicieron el croquis donde se cayó, levantaron huellas, hicieron exámenes de sangre y no dijeron nada”, relató la familiar de Blandón.

Forense no dijo nada

La familiar agregó que “solo preguntaron que si queríamos que llegara Medicina Legal para verificar” qué había pasado, por lo que el forense llegó una hora más tarde y tampoco les brindó información sobre la causa de muerte, indicándoles que debían preguntar a la Policía.

Blandón fue velado en casa de su mamá en Sébaco. HOY/Cortesía

...

Notas Relacionadas