Paramilitares salen a patrullar libremente

Pobladores dicen que se observan en las calles en horas de la noche

Paramilitars, policía, estelí, nueva segovia, disparos, intimidar, pobladores

A los paramilitares se les observa en la ciudad de Ocotal usando trajes camuflaje y portando escopetas abiertamente. HOY / William Aragón

HOY / Departamentos

Desde hace varios meses grupos de paramilitares operan en varias zonas de los departamentos de Madriz y Nueva Segovia, quienes realizan detenciones sin orden.

Una de las víctimas fue el combatiente histórico del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el campesino Marco Elí Acevedo, a quien los armados lo capturaron cuando este iba llegando a su casa en la comunidad de El Quemazón, en Santa María, Nueva Segovia. Por presiones de los habitantes del lugar lo dejaron en libertad, pero lo golpearon y permanece delicado en su casa.

“Estamos viviendo una época de terror que tratan de implementar estos grupos organizados, armados y financiados por Daniel Ortega. Paramilitares que —han— sustituido a los miembros de la Policía Nacional para salir a patrullar de noche y perseguir, capturar, torturar y hasta matar a todo aquel que se manifieste en contra de esta dictadura”, dijo Luis Emilio Ponce Martínez, habitante de unas de las comunidades del municipio de Jalapa, en Nueva Segovia, donde operan abiertamente estos grupos con vestimentas militares y armados.

A los paramilitares se les ve operando cada vez más en los municipios de Jalapa, Ciudad Antigua, Jícaro, Murra, Quilalí, San Fernando, Santa María, Mozonte y la ciudad de Ocotal, en el departamento de Nueva Segovia. También en los municipios de San Juan del Río Coco, Palacagüina, Yalagüina, Totogalpa, San José de Cusmapa, San Lucas y Somoto, en el departamento de Madriz.

“Pero lo más grave de todo esto es que los paramilitares hasta son acompañados por agentes de la Policía, que a partir de las siete de la noche abandonan los retenes que antes hacían, o se encuartelan temprano para que los paramilitares salgan a patrullar”, dijo Modesto Salazar Martínez, habitante del sector (barrio) 18 de la ciudad de Somoto.

Disparos para intimidar
“Oí el relajo de intimidación. Escúchenlo y disparan más donde estoy yo, frente a la casa”, expresó en una grabación compartida por las redes sociales el capitán en retiro del Ejército de Nicaragua, Reynaldo Peralta, quien denunció el acto de intimidación de parte de fuerzas del orteguismo. Peralta es un crítico del Gobierno y en varias ocasiones le han manchado las paredes de su negocio en el barrio El Rosario, de Estelí donde lo tildan de golpista. Habitantes de otros barrios como el Boris Vega y El Rosario han manifestado bajo el anonimato su preocupación porque casi siempre se escuchan disparos en horas de la noche.

...

Notas Relacionadas