Madre de joven que recibió tres balazos en supuesto asalto está preocupada

La progenitora del joven baleado dijo que este no puede estar en la cárcel porque se le pueden infectar las heridas

El joven Nelson Antonio Jiménez, de 24 años, urge estar en su casa porque tiene que limpiarse las heridas de bala tres veces al día. Su madre Cándida Jiménez fue a verlo ayer a la audiencia preliminar. HOY/Alejandro Flores

HOY

Doña Cándida Rosa Jiménez Rivas se encuentra muy preocupada por el estado de salud de su hijo, el joven Nelson Antonio Jiménez, de 24 años, quien recibió tres balazos cuando supuestamente iba a cometer un asalto junto a otros dos sujetos en un negocio de celulares en Altamira, Managua.

La madre del joven asegura que el muchacho recibió un balazo en el pecho (cerca del cuello) y otros dos impactos de bala en el abdomen y este necesita estarse limpiando las heridas —tres veces al día— para evitar una infección y como está recluido en una celda policial, teme que reciba una infección por las condiciones deplorables de las cárceles.

El abogado defensor Henry Matus ayer en la audiencia preliminar le solicitó al juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Alvir, que remitiera de urgencia al joven al Instituto de Medicina Legal (IML) para que determinen si el muchacho puede o no estar bajo régimen carcelario.

El judicial accedió a la petición, pero de momento le impuso la prisión preventiva a Nelson, porque no cuenta con ningún dictamen forense que corrobore el estado de salud del acusado.

Los hechos

Nelson Jiménez es acusado junto a Danilo Josué Arteaga Quiroz, de 26 años, de llegar a un negocio de celulares en Altamira, a eso de las 9:27 de la mañana del 11 de julio de 2018.

Según la Fiscalía, la intención de los dos acusados y un sujeto de identidad desconocida era cometer un asalto en el local y para ello Nelson entró al local con el desconocido, este último sacó un arma de fuego.

El sujeto obligó a que dos personas que estaban en el negocio se tiraran al piso y le ordenó a Nelson que se apoderara de varios smartphone. Después Nelson huyó con los celulares a bordo de una moto que era conducida por el acusado Danilo Arteaga, mientras el desconocido huyó a pie.

Una de las víctimas agarró un arma de fuego que estaba en el escritorio y al ver a los acusados que huían en la moto realizó un disparo. Los presuntos delincuentes le respondieron a balazos.

La víctima realizó otro disparo e hirió a Nelson, quien bajó de la moto y salió huyendo; después el ciudadano realizó otro disparo y logró herir a Danilo, quien cayó al pavimento con la moto, pero logró incorporarse y huyó.

La víctima después encontró a Nelson herido detrás de un microbús y este tenía un bolso donde llevaba los teléfonos robados. Según la Fiscalía, el afectado junto a otros ciudadanos subieron a Nelson en una camioneta y lo llevaron al Hospital Roberto Calderón.

En el hospital, los médicos dijeron que había llegado otro herido, y se trataba del acusado Danilo. Por lo que la víctima lo reconoció y llamó a la Policía.

Nelson y Danilo enfrentarán audiencia inicial el 10 de septiembre.

Son tres impactos

El abogado defensor Henry Matus dijo que el muchacho recibió tres balazos y no uno a como lo señala la Fiscalía.

...

Notas Relacionadas