El chino Meléndez conocido por tener un espíritu joven

A sus 74 años, todavía tiene la fuerza para montar una caja pesada a su camioneta

Por la crisis en el país hacen un solo viaje al día, dependiendo la distancia cobran entre 200 y 300 pesos. Manuel Esquivel

HOY

Don Juan Meléndez es conocido en el mercado Oriental como el Chino Meléndez. El apodo se lo ganó hace más de 45 años y es en honor a su padre José Ángel Meléndez, quien es una leyenda del beisbol nacional.

Don Juan trabaja como acarreador en el sector de la Casa de los Encajes. Junto a él hay diez trabajadores más. Todos se coordinan para que a nadie le falte el pan de cada día.

“En estos tiempos solo se logra hacer un viaje en camioneta al día, recuerdo que antes no nos deteníamos, veníamos de hacer un recorrido y nos íbamos a otro, hay momentos en los que solo se viene a cuidar, la demanda se ha reducido”, señala Meléndez.

Don Juan comenta que antes de llegar al mercado tuvo una pulpería en su casa. Iba al Oriental a hacer compras y ocupaba el servicio de acarreo, notó que era muy bueno, y con el tiempo determinó sumarse.

“Fui bien aceptado desde el principio, me gustó este mercado por su gente, me sentía en familia y así ha sido hasta el día de hoy”, comenta.

Pasión

Don Juan Meléndez es dueño de su camioneta y se mantiene en el mercado Oriental desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde. También cobran por cuidar el lugar.
Manuel Esquivel

Don Juan asegura que desde pequeño le apasiona el deporte, quiso seguir los pasos de su papá, porque también le gustaba el beisbol, pero tenía muchas limitaciones económicas.

“En aquellos tiempos no había tanta oportunidad, me dediqué a trabajar, seguí todos los consejos de mi padre, por eso soy un buen hombre, todavía tengo fuerzas para montar una caja a la camioneta, aquí se quedan admirados mis clientes, soy el mayor de todos los que estamos, pero me pongo a la par de ellos, yo solo les recomiendo que sean perseverantes, cuiden su salud y trabajen para sacar este país adelante”, subraya Meléndez, de 74 años.

Orgulloso de su padre
Según don Juan, su papá jugó en el equipo Bóer en los años 40. Fue un jugador reconocido y durante su trayectoria ganó varios títulos.

Su nombre se encuentra plasmado en el Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, ubicado en el viejo Estadio Nacional de Beisbol. don Juan asegura que está muy orgulloso de lo que fue su padre, quien murió en 1987.

 

...

Notas Relacionadas