Obispo Rolando Álvarez invita a construir cultura de derechos humanos

Los presentes en la misa, dieron gracias a Dios porque monseñor Álvarez salió ileso de un accidente de tránsito

respeto a la vida, derechos humanos, rolando álvarez, diálogo nacional, crisis, nicaragua

Monseñor Rolando Álvarez, HOY / Archivo

HOY / Matagalpa

“Nicaragua debe construir una cultura de derechos humanos”, expresó el obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos, durante la homilía en la misa campal que presidió ayer viernes 31 de agosto en la ciudad de San Ramón, en ocasión de las fiestas patronales en honor de San Ramón Nonato.

En su sermón, el jerarca católico se refirió particularmente al derecho “sagrado e inviolable” a la vida, así como al respeto a la dignidad humana, indicando además que los derechos humanos, en general, son también “derechos divinos”, por cuanto “somos imagen y semejanza de Dios”.

Aunque el obispo no lo mencionó directamente, el de la vida y el respeto a la dignidad humana están entre los derechos más vulnerados en el país durante los últimos meses.

En su homilía en San Ramón, el obispo Álvarez señaló que “todos y cada uno de nosotros llevamos, desde ese primer instante de nuestro ser, en el vientre sagrado de nuestra madre, la impronta y el sello divino”, refiriéndose al aborto como un pecado, porque “se interrumpió libre, responsablemente la vida humana”.

“El pecado de quitarle la vida a cualquier ser humano en cualquiera de sus etapas y fases de su desarrollo, es y será siempre un pecado contra Dios”, continuó el obispo.

Asimismo, monseñor Álvarez afirmó que “la iglesia, a lo largo de los siglos, con suma fidelidad y lealtad a su Dios y Señor, defiende el respeto irrestricto e inviolable de la dignidad de la persona humana. Cada uno de nosotros es tan digno, tiene tan altísima dignidad, porque somos imagen y semejanza de Dios y porque en Cristo hemos sido hechos, constituidos, en hijos amados del Padre”.

“Exactamente de esta misma verdad de fe brota el respeto irrestricto e inviolable a los derechos humanos que también por siempre ha defendido la iglesia”, dijo el obispo Álvarez.

Agregó que “los derechos humanos son también derechos divinos, dicho de otra manera, los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada ser humano son también derechos de Dios y hay que respetarlos… De ahí que todos y cada uno de nosotros debe tutelar, custodiar, cuidar sagradamente cada uno de los derechos humanos universales de cada persona porque, cuando se descuida un solo derecho humano se están descuidando también todos los otros derechos humanos”.

El jerarca católico que ha sido uno de los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua que han servido como mediadores y testigos en el diálogo nacional –que continúa estancado– propuso a los feligreses que “Nicaragua debe de construir una cultura de derechos humanos”.

Dan gracias a Dios

Al iniciar la misa, el titular de la Parroquia San Ramón Nonato y vicario general de la Diócesis, monseñor Isidoro Mora, ofreció el acto litúrgico en acción de gracias porque monseñor Rolando Álvarez salió ileso del accidente de tránsito que sufrió la tarde del jueves 30 de agosto.

Mientras tanto, un niño acólito declamó “Los motivos del lobo”, de Rubén Darío y una pareja que espera un hijo, realizó una oración para que las embarazadas puedan tener un parto feliz.

San Ramón Nonato es el patrono de las embarazadas y el municipio de San Ramón, en Matagalpa, lo festeja como su santo patrono.

...

Notas Relacionadas