Acusan a siete jóvenes de terroristas

Les achacan la muerte de Cristian Emilio Cadena

León, jóvenes detenidos, chipote, terroristas, acusación, policía, proceso, crimen, cadenas

Los siete jóvenes fueron secuestrados el pasado sábado en León y ayer los presentaron en Managua como terroristas. HOY / Tomada de la web de la Policía Nacional

HOY / León

“Son estudiantes y no son delincuentes, su delito es luchar por la autonomía universitaria y la libertad por Nicaragua”, dijo María Yessenia Estrada Mayorga, de 42 años, madre del dirigente estudiantil de León, Byron Corea Estrada, tras conocer que a su hijo lo acusa la Policía Nacional supuestamente de terrorismo, homicidio, secuestro, incendio, robo con intimidación y amenazas de muerte.

Junto a Corea Estrada son señalados por el mismo delito otros seis jóvenes: Christopher Nahiroby Olivas Valdivia, Luis Arnulfo Hernández Quiroz, Juan Pablo Alvarado Martínez, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) y Yaritza Judith Rostrán Mairena, Víctor Manuel Obando Valverde y Levis Josué Artola Rugama, de la UNAN-Managua.

Corea Estrada es señalado por la Policía Nacional como el cabecilla del “grupo terrorista”.

Los siete ciudadanos fueron detenidos el sábado pasado cuando participaban en una manifestación en la ciudad universitaria y trasladados a las celdas del Chipote en Managua.

Los pobladores, tras conocer la detención ilegal se apostaron en las afueras de la delegación policial para exigir su liberación.

“Toda la gente sabe que es mentira, mi hijo es un lindo chavalo, universitario, estudiante de quinto año de Odontología en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. Ellos están equivocados creyendo que son los dueños de Nicaragua, Nicaragua no es una finca que están manejando un montón de ganado. Exigimos libertad, no nos van a amedrentar, las calles no las vamos a dejar”, dijo María Yessenia.

Según el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionado Farle Roa Traña, supuestamente los acusados, el 20 de abril quemaron el Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) donde resultó calcinado el estudiante Cristian Emilio Cadena.

En la acusación señalan que el 1 de junio frente al restaurante Bailongo a los detenidos secuestraron a Jan de Arir Alvarado Herrera y Andrea Marcela Arróliga Pereira, además supuestamente torturaron y amenazaron con quemar vivo a Jan de Arir, militante de la Juventud Sandinista.

Proceso judicial
La Policía dijo que tiene “evidencias necesarias para el proceso jurídico de los terroristas leoneses”. Agregaron que además ocuparon un automóvil marca Hyundai, placas LE-13868, propiedad “del terrorista Juan Pablo Alvarado Martínez”.

...

Notas Relacionadas