Para ese día especial

La manicura ideal para ese momento único, la boda

HOY/Istockphotos.com

No hay dudas de que cuando te cases tienes que estar hermosa de pies a cabeza. Además del vestido, el maquillaje y los zapatos, tus manos deben estar acordes a esta fecha tan importante. En el siguiente artículo, sabrás cómo debería ser la manicura ideal, esa que te acompañe mientras llevas el ramo de flores, mientras tu esposo te coloca el anillo o esa que está contigo en tu primer baile de casados.
Toma nota

1. ESTILO FRANCESA. La manicuría por excelencia en las bodas es la francesa. ¿Por qué? Porque queda muy elegante, combina con el blanco del vestido y se adapta a cualquier largo de uñas. Es un clásico que nunca pasa de moda, incluso es una opción ideal para las que no suelen pintarse las uñas a diario porque queda bastante discreto.

HOY/Istockphotos.com

No importa si eres una novia tradicional o una ‘rebelde’ y moderna: una manicura ideal te hará ver hermosa. Pintarse de esa manera tiene una ventaja innegable en comparación con las demás: tus manos quedarán refinadas, sobrias, elegantes y sofisticadas. Te permitirá además resaltar tu color natural de piel y alargará visualmente los dedos (perfecto para mujeres con manos gruesas o pequeñas).

Con la manicura francesa también puedes ‘jugar’ un poco. Por ejemplo, añadir algunos brillos o piedras en el dedo anular (en las fotografías quedará perfecto justo cuando tu novio te coloca el anillo) o hasta usar una uña de otro color, que combine con el tono elegido para las flores o el maquillaje.

2. ALTERNATIVA. Si no te gusta la idea de llevar un estilo francesa , no te preocupes, alternativas hay de sobra. Quizás tienes las uñas demasiado cortas como para que ese tipo de diseño quede bien o prefieres algo más oscuro para contrastar con el vestido. También puede que no lleves un atuendo blanco y desees que las uñas de las manos y de los pies sean de la misma gama cromática.

Puedes pintar las uñas del color que más te guste y te sientas cómoda. Lo bueno de esta opción es que probablemente no tengas que gastar dinero en una manicura ni en esmaltes: puedes usar alguno que tengas en casa y pintarte tú misma (o pedirle a tu mejor amiga).

3. ARTIFICIALES. Si no tienes las uñas muy largas, te las comes o están demasiado desprolijas (por ejemplo si se te rompen con facilidad), una idea muy buena es colocar extensiones artificiales. No hace falta que sean demasiado largas, puedes elegir la longitud que quieras.

Las uñas de acrílico son más duraderas, pero si quieres algo que se vea más natural, puedes optar por las de gel. ¡El esmalte no se saldrá tan fácilmente como en tus uñas!

...

Notas Relacionadas