Detención de jóvenes en Carazo es “ilegal y arbitraria”

Los jóvenes se dirigían a Granada en un microbús para participar de la marcha nacional por la liberación de los presos políticos.

Familiares de los 21 detenidos se presentaron a la Policía de Jinotepe y ahí se les informó que fueron enviados al Chipote. HOY/Mynor García

Los 20 detenidos por la Policía Nacional en San Marcos, Carazo, miembros de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia (CUDJ), perteneciente a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), fueron enviados el sábado a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial en Managua, y por la tarde fueron puestos en libertad.

Se trata de los universitarios: Abril Roxana Calderón Inestroza, Lía Gabriela Ruiz Montes, Wendy Juárez, Xavier Alexander Coca Jarquín, Elmer Rosales, Flavio Latino, Lyris López, Jocssania, Jonhny Eduardo Pavón Prado, Enrieth Martínez, Elízabeth Espinoza, Jovany Josué Picado Valerio, Joel Josué Morales Marín, Jorge Eduardo Báez Moraga y tres aún sin identificar. Asimismo, fueron detenidos los documentalistas Anielka Juárez Hernández, Ronny Cajina y la brasileña Emilia Mello.

Salvador Marenco, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), refirió que la detención de los universitarios fue ilegal y arbitraria, porque no se les agarró en flagrante delito, “se maneja que estaban participando en una movilización, una expresión que es un derecho de conformidad a la Constitución Política..

Los jóvenes, junto a los documentalistas se dirigían a Granada en un microbús para participar de la
marcha nacional en ese departamento en la que se exigió la liberación de los presos políticos,
justicia por los más de 400 asesinados y la renuncia de la pareja presidencial; Daniel Ortega y
Rosario Murillo.

Recibieron llamada

María Eugenia Moraga, hermana de Jorge Eduardo Moraga, recibió una llamada de un tío suyo que su hermano estaba preso, “la detención del chavalo fue arbitraria, porque él no había cometido ningún tipo de delito. Mi hermano es responsable y honesto”, dijo.

Moraga, es originaria del municipio de la Concepción, Masaya y se movilizó hasta Jinotepe para exigir la liberación de su hermano de 22 años, quien es estudiante de la carrera de Arquitectura en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

La abuela de Elmer Rosales, la señora Auxiliadora Aguirre, se movilizó desde Managua hasta Jinotepe para exigir la liberación de su nieto de 24 años, quien es estudiante de la carrera de Sociología en la Universidad Centroamericana (UCA). Ella mientras miraba las noticias, se dio cuenta del hecho en un medio televisivo.

“Después recibí una llama de una de sus compañeras que la policía de Carazo los había apresado y que los habían traído a Jinotepe. Yo pienso que no deberían de hacer eso, porque las calles están para manifestarse en contra de lo que se está inconforme”, dijo la anciana.

Lía Gabriela Ruiz de 23 años, tras su detención, se le subió la presión y fue remitida al Hospital Regional Santiago, donde estuvo custodiada por una oficial. Su padre Alfredo Ruiz, señaló que también a él lo llamaron para informarle sobre la detención de su hija y la de los otros muchachos.

También coincide que la detención fue ilegal, “no hubo ninguna orden de captura, los retienen cuando el grupo se está trasladando, creo que no es ningún delito ir a Granada u a otros departamentos”, cuestionó. Lía es estudia la carrera de Diplomacia y Relaciones Internacionales en la Universidad Americana (UAM).

Organismos atentos

Mónica López Baltodano, defensora de los derechos humanos y asesora de la ACJD, manifestó que los muchachos fueron detenidos como a eso de las 1:30 de la tarde del sábado. Lyris López y Enrieth Martínez, han tenido participación en la mesa del Diálogo Nacional.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la CUDJ, se pronunciaron ante la intimidación y detención ilegal de los estudiantes.

...

Notas Relacionadas