Secuestran a universitarios y boicotean marchas en distintos puntos del país

Orteguismo desata persecución en departamentos y se toma la carretera a Masaya para evitar marcha en Granada

LA PRENSA/I. Munguía

En un intento desesperado por impedir que en Granada se realizara una marcha nacional en contra del gobierno de Daniel Ortega, paramilitares y agentes policiales se tomaron desde horas de la mañana de ayer la Carretera a Masaya para dispersar una caravana azul y blanco que saldría de Managua hacia Granada. Además, la Policía Nacional apresó a por lo menos 28 personas en cuatro departamentos del país. Solo en Carazo capturaron a veinte jóvenes que estaban en Jinotepe y se dirigían a la manifestación en la ciudad colonial.

En León fueron detenidos arbitrariamente Byron José Estrada, Luis Quiroz, Cristhoper Nahiroby Valdivia, Levy Rugama y uno identificado solo como Vicky, todos dirigentes del Movimiento 19.

Puede interesarle: Paramilitares disparan a manifestantes en León

En León se realizaban protestas en la delegación policial en reclamo por la liberación de los detenidos que fueron trasladado a la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como El Chipote.

En Managua fue secuestrado José Antonio Vázquez, médico especialista en Ginecología. Vázquez fue retenido por paramilitares en el café Las Flores, cerca de la rotonda Jean Paul Genie y algunos testigos señalan que lo vieron en la Dirección de Auxilio Judicial, el Chipote, pero la Policía no lo ha reportado como detenido.

Lea también: Cientos marchan en Costa Rica en solidaridad con los inmigrantes

También en Chinandega dos jóvenes fueron apresados, uno en El Viejo y otro en Corinto. A pesar de esta cacería los autoconvocados se reunieron frente al templo Guadalupe, en el municipio de Chinandega, y marcharon por las avenidas principales de la ciudad, demandando la liberación de los reos políticos en Nicaragua.

Alianza denuncia estrategia gubernamental

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia señaló: “Repudiamos el asedio y la intimidación de la Policía Nacional de Nicaragua como estrategia para desmovilizar la caravana que, en sus principios, se dirigía hacia Granada para apoyar la marcha”.

Pese al asedio de fuerzas de choque del Gobierno, los autoconvocados en Granada no desistieron de marchar para exigir la salida de Daniel Ortega del poder. HOY/R.FONSECA

Sobre los veinte detenidos en Jinotepe, la Alianza informó que fueron puestos en libertad después de las 7:00 p.m. Entre ellos se encontraban estudiantes y documentalistas quienes permanecieron encerrados en las celdas de la delegación policial de Jinotepe y luego fueron trasladados al Chipote, en Managua.

De igual forma, la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia (CUDJ) denunció, a través de las redes sociales, que mientras estuvieron detenidos la Policía les quitó las cámaras a los documentalistas y los teléfonos celulares a los estudiantes.

Carretera a Masaya secuestrada

En tanto, a lo largo y ancho de la principal vértebra vial de Managua y hasta la rotonda Las Flores, en Masaya, se instalaron paramilitares acuerpados por agentes policiales armados, que sembraron el caos y dispersaron la caravana, pero no evitaron que miles marcharan en Granada.

En Carretera a Masaya, invadida también por trabajadores del Estado que portaban banderas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), la Policía requisó vehículos en búsqueda de objetos que vincularan a los ciudadanos con la marcha convocada por el Movimiento 19 de Abril de Granada y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

La marcha estaba prevista inicialmente que saliera de la iglesia Xalteva, en la ciudad de Granada, pero el punto de partida también fue invadido por encapuchados, por lo que la población debió cambiar el punto de concentración.

En Granada, motorizados encapuchados y más de una decena de camionetas llenas de policías y agentes antidisturbios rodearon las calles de la plaza Xalteva, donde estaban los manifestantes.

En la zona, los orteguistas instalaron dos tarimas para realizar jornadas de boxeo con miembros de la Juventud Sandinista, así como una contramarcha.

La actividad deportiva que tenían prevista los orteguistas en la ciudad de Granada dio inicio pasada la una de la tarde en Xalteva, al igual que una marcha orteguista que salió del Cementerio municipal.

Los azul y blanco se concentraron a una cuadra de la plaza Xalteva y ante el asedio de la Policía y los afines al partido de gobierno decidieron marchar en sentido contrario.

Los dirigentes del Movimiento 19 de Abril se presentaron a la actividad dando un mensaje de unidad. Dijeron que tuvieron muchas dificultades para llegar a Granada y se vieron obligados a detenerse en casas de seguridad, pero la finalidad era acompañar al pueblo granadino en esta actividad cívica. “No podemos dejar que nos amedrenten.

Vamos a seguir en las calles defendiendo nuestros derechos”, dijo Valeska Valle.

Los autoconvocados poco a poco se fueron uniendo y lo que era un pequeño grupo se convirtió en miles de personas.

Una fuerte lluvia que cayó sobre la ciudad no dispersó a los manifestantes y más bien continuaron su marcha hasta la plaza Independencia.

Al finalizar la marcha de los autoconvocados varias patrullas con oficiales antidisturbios y motorizados del Frente Sandinista, que estaban en el atrio de la iglesia de Xalteva, comenzaron una persecución en contra de los jóvenes que participaron en la manifestación.

Edwin Carcache, del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, detalló que a pesar de la persecución ellos lograron salir bien del departamento de Granada y los dirigentes del Movimiento 19 de Abril de esa ciudad también lograron ponerse a salvo.

En Estelí desisten por asedio

En paralelo a la situación en Managua y Granada, en Estelí fuerzas paramilitares se apostaron desde temprano en los alrededores del colegio Nuestra Señora del Rosario, de donde han salido las marchas anteriores, sin embargo unas camionetas Hilux con paramilitares a bordo se parquearon en el lugar, igual que otros microbuses también con hombres armados. La instalación de fuerzas paramilitares en la zona de donde partiría la marcha de los autoconvocados ocasionó que las personas desistieran de hacerlo.

Algunos jóvenes que intentaron llegar al lugar al ver la presencia de los armados decidieron alejarse, por temor también a que la Policía los secuestre, ya que continúan las detenciones ilegales en diferentes partes del país.

...

Notas Relacionadas