Pasillos angostos en el Iván Montenegro

Los compradores ha recibido fuertes empujones

En el lugar encuentra de todo tipo de negocios los comerciantes reconocen que no es correcto, por lo que sí es necesario una mejor organización. Manuel Esquivel

HOY

Hace aproximadamente tres años los comerciantes que se ubican en el costado sur del mercado Iván Montenegro, ofrecían a sus clientes solo zapatos. Con el paso del tiempo, todo cambio, ahora los vendedores ofrecen todo tipo de mercaderías como granos básicos, ropa, perecederos, carnes y pescado.

Los puestos se han ampliado, por lo que los pasillos cada vez son más angostos. Los compradores se quejan del desorden y mezcla de productos que hay. Afirman que no es nada cómodo comprar en ese punto del mercado, “te meten unos empujones que no te quedan ganas de regresar”, comenta Josseling Martínez, pobladora.

Ordenamiento

Algunos comerciantes, para tener un ingreso extra le dan espacio a los ambulantes.
Manuel Esquivel

Según el comerciante de perecederos Juan Aguilar, la mezcla se da por dos motivos; la venta de zapatos no les daba suficientes ingresos y buscaron otras alternativa y los marchante han vendido sus tramos.

“Nosotros no estamos satisfechos, a veces en un mismo tramos hay ropa y perecederos, en otro esta el calzado y a la par el negocio de pollo, resulta difícil porque ese tipo de negocios se satura de gente y no le queda el espacio al resto que quizás solo quiere pasar”, comenta el vendedor.

Aguilar dice que en varias ocasiones le solicitaron a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del Iván Montenegro, un plan de ordenamiento, pero solo queda en palabrerías.

“A mi me gustaría trabajar en orden, los mercados deberían estar clasificados, no solo por la buena imagen que se le quiere dar al cliente, sino por salud, por higiene, no podemos estar revueltos, es necesario que alguien ponga mano dura”, subraya el marchante.

Clara Morales, otra comerciante, menciona que su tramo es pequeño y a veces ha dejado de vender porque el cliente se sofoca con el poco espacio que hay en los pasillos.

“El lugar se descontrolo de la noche a la mañana, hay mezclas de olores, texturas, productos, es un desorden total, estaría de acuerdo con un ordenamiento productivo”, subraya.

Llamado a autoridades
Los comerciantes que tienen tramos fijos solicitan a las autoridades que vuelvan a limitar los espacios, para no seguir perjudicando a los clientes con el poco espacio.

Señalan que la mayoría traspasa la línea amarilla. Además piden ordenar por el tipo de producto que ofrecen.

 

...

Notas Relacionadas