Gobierno obliga a empleados a firmar carta de respaldo

Algunos docentes del Caribe se han negado a firmar el documento

firma, empleados, carta, estado, obligados, golpistas, castigo, terroristas, Ortega, obligados

George Henríquez, líder afrodescendiente de Bluefields, dijo que el que no firma lo catalogan como “terrorista”. HOY / José Garth

HOY

Inconformes se encuentran varios trabajadores del Estado en Granada, ya que los están obligando a firmar una carta para pedir “justicia” para los afectados por los “golpistas y terroristas”.

Varios trabajadores de las entidades de gobierno dijeron que si se niegan a firmar los despiden. La recolección de firmas inició el lunes en las instituciones del Estado, la cual se extenderá a barrios y comunidades.

Esta recolección de firmas también llegó al Caribe Norte y Sur, donde algunos docentes se negaron a poner su nombre en las hojas.

Algunos profesores de Laguna de Perlas en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur se negaron a firmar la carta que envió el Gobierno por medio de sus estructuras.

George Henríquez, líder afrodescendiente de Bluefields, denunció que en esa ciudad visitan casa a casa para que la gente firme el documento que dice que “paguen por sus crímenes”.

En la costa Caribe el documento fue presentado por los alcaldes sandinistas y los gobiernos regionales donde anunciaron que comenzaron la recolección de firmas para “exigir justicia y que paguen por sus crímenes”, iniciando la firma del documento en las instituciones del Gobierno, alcaldías sandinistas y Gobiernos Regionales, así como la militancia sandinista.

En las zonas rurales y en las comunidades indígenas andan con engaños obligando a que la gente firme ese documento, dijo Elizabeth Henríquez, líder de Yatama en Bilwi.

“Eso es una clara violación a los derechos de las personas porque no están firmando con su voluntad, sino que están obligados y es en todas las instituciones del Gobierno y en las comunidades están engañando a los comunitarios”, comentó la líder indígena.

...

Notas Relacionadas