Portada_Super_Banner_P_Section_1

Paramilitares secuestran a plena luz del día y con testigos

Abogado es llevado de su casa frente a su hija de diez años y jóvenes buscados por su familia aparecen acusados

El abogado Carlos Cárdenas fue secuestrado en las afueras de su casa. HOY/Cortesía

El abogado Carlos Cárdenas fue secuestrado en las afueras de su casa. HOY/Cortesía

Minutos de horror vivió una niña de 10 años ayer, cuando un grupo de encapuchados armados se llevó a su padre con rumbo desconocido desde las afueras de su casa, en Residencial San Andrés, Ciudad Sandino.

Se trata del abogado Carlos Cárdenas Zepeda, relacionado a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). El secuestro se dio al mediodía, cuando el hombre regresaba de traer a su hija del colegio. Según su esposa, Lisseth Galeano, los paramilitares encapuchados se presentaron a su hogar y con lujo de violencia se lo llevaron.

“Él estaba con nuestra hija, quien pudo ver a los encapuchados armados llevarse a su papá. No sabemos hacia donde se lo llevaron, pero lo amenazaron con dispararle si se resistía a subir al carro”, explicó.

Lo habían amenazado

La mujer reportó el secuestro ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y confirmó que el jurista se desempeñaba como asesor de la CEN en el Diálogo Nacional. Antes de su secuestro, Cárdenas había recibido amenazas de muerte si seguía trabajando con los obispos, quienes son mediadores y testigos en el Diálogo Nacional.

La sociedad civil sostiene con el Gobierno conversaciones, tras la masacre perpetrada por el Estado desde abril pasado contra manifestantes pacíficos que cuestionaban al Gobierno. “Lo llamaban amenazándolo constantemente que se saliera de asesorar a los obispos y, que si no lo hacía, que ellos ya sabían donde estudiaba nuestra hija. Eran llamadas amenazantes hacia la niña”, refirió Galeano.

El sacerdote Winder Morales, secretario adjunto de la CEN, aseguró en su cuenta oficial de Twitter que al abogado se le pidió al inicio del Diálogo Nacional presentar estudio sobre asuntos técnicos de la Contraloría.  El jurista es experto en contrataciones y trabajó en la Contraloría General de la República (CGR) hasta finales de 2016, informaron fuentes de la institución.

Estas mismas fuentes relataron que el profesional tuvo diferencias en el pasado con altos funcionarios orteguistas de la institución fiscalizadora, entre ellos el presidente de la CGR, Luis Ángel Montenegro, uno de los más fieles de la pareja presidencial. El experto trabajó en la revisión de glosas y exclusiones de procedimiento y era bastante conocido.

Secuestrado ya tiene acusación

Mientras la familia del joven Ken Steve Tórrez Arteaga, de 23 años, denunciaba su secuestro ejecutado por parapolicías y policías que el domingo impidieron una caravana de autoconvocados en un sector de Nindirí, la Policía lo presentó como miembro de un grupo terrorista. Los padres de Tórrez Arteaga llegaron ayer al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para exigir explicaciones sobre su detención.

La familia del joven Ken Steve Tórrez Arteaga, de 23 años, denunció su secuestro. HOY/Elízabeth Romero
La familia del joven Ken Steve Tórrez Arteaga, de 23 años, denunció su secuestro. HOY/Elízabeth Romero

Extraoficialmente, los padres habían conocido que su hijo fue llevado a El Chipote luego de ser secuestrado por los agentes orteguistas en un operativo dirigido en el terreno por el tristemente célebre comisionado Ramón Avellán.
José Javier Tórrez Herrera, padre del joven, asegura que el mismo domingo fueron a buscar a su hijo y a eso de las 4:30 p.m. paramilitares y policías con armas de guerra seguían desplegados en la Carretera a Masaya.

Ana María Arteaga, madre del joven, demandó la libertad de su hijo. “Mi hijo no es ningún delincuente”, sostuvo Arteaga, tras referir que “todo mundo sabe que esa marcha fue atacada por paramilitares y policías, y todos los jóvenes salieron por veredas y caminos huyendo”.

Tórrez y Arteaga aseguran que el único delito de su vástago fue cargar una bandera azul y blanco, y manifestar su derecho constitucional a marchar. El muchacho había participado en todas las marchas impulsadas por los grupos de autoconvocados.

Adivinos

En una comparecencia con medios oficialistas, la policía del régimen represor de Daniel Ortega y Rosario Murillo presentó al joven Ken Steve Tórrez junto con otras tres personas como integrantes de un supuesto grupo “terrorista”.

Con intención de criminalizar la protesta, la Policía asegura que estos jóvenes “simulando participar en una supuesta actividad pacífica convocada por la denominada Alianza Cívica, pretendían crear terror, zozobra, en la población de Masaya”, portaban “armas de fuego de fabricación artesanal”, las que esa institución sostiene “serían utilizadas para ejecutar actos terroristas”.

Según la policía del régimen de terror del orteguismo, entre las “armas que le ocupó al grupo” había bombas de contacto, una escopeta y municiones. Tórrez fue uno de los cuatro jóvenes secuestrados por participar en la marcha de los autoconvocados de Managua a Masaya.

Sacados de sus casas

Brigido Antonio Sequeira y Javier Sánchez, ambos originaros de San Marcos, se sumaron a la larga lista de ciudadanos secuestrados por policías y paramilitares que patrocina el gobierno de Daniel Ortega. Sequeira y Sánchez son conocidos militantes del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) en esta localidad.

Brigido Antonio Sequeira, secuestrado. HOY/Mynor García
Brigido Antonio Sequeira, secuestrado. HOY/Mynor García

Sandra Soto, esposa de Sequeira, comentó que el viernes pasado su cónyuge andaba de visita donde sus padres en el barrio San Pedro Los Molinas, cuando fue detenido por encapuchados armados y civiles que se identificaron como policías.

Explicó que el grupo lo encañonó y sin mediar palabras, ni presentar orden judicial, golpearon con las armas a su esposo y a sus suegros ancianos que nerviosos, trataron de impedir el secuestro.  “A él lo acusan de apoyar los tranques, pero ahí nunca asistió, solo a las marchas”, aseguró la mujer.

Manifestó que se llevaron también a su cuñado y a otro hombre que también es miembro de la familia, pero fueron liberados horas después.  En el caso de Javier Sánchez, fue secuestrado en su casa de habitación en el barrio 5 de Julio. Uno de sus hijos, un adolescente, fue amenazado con un AK.

Brigido es ingeniero en construcción y Javier, abogado. La familia confirmó que ambos están en celdas preventivas de Jinotepe y que les preparan acusaciones por delitos comunes que no cometieron.

No respetaron templo cristiano

Doña Martha Nohemy Castro Ortez es otra mujer caraceña que sufre por el secuestro de su hijo Jeison Joesmán, de 33 años. Jeison vivía en Panamá, donde trabajaba como albañil y en cualquier “rumbo” que le saliera, pero decidió venir a Nicaragua a visitar a su progenitora.

El sábado 7 de julio decidió echarse unos tragos y al siguiente día, mientras se dirigía a pie hacia el municipio de Dolores, fue secuestrado por paramilitares encapuchados. Lo subieron a fuerza de golpes.

Su madre, quien vive en el barrio San José de Jinotepe, refiere que él no participó en marchas, tampoco en traques: “Se me le robaron la cédula, la cartera y el dinero, ahora me lo están acusando de varios delitos”. Ella cree en la inocencia de su hijo y solo le pide a Dios que pueda entregárselo, porque dice que ya agotó todas las instancias para que le den su libertad.

Jeison está detenido en el Sistema Penitenciario de Tipitapa y lo acusan de terrorismo, robo agravado, lesiones, entre otras fechorías que les acuñan a quienes han visto en las manifestaciones contra el Gobierno. La audiencia preliminar ya se le efectuó y la inicial se le programó para el 24 de agosto, en los tribunales de Managua.

De la iglesia

Doña Ivania Cruz Aburto es también otra mujer que sufre por la detención y proceso ilegal que enfrenta su hermano Carlos Alberto Cruz, de 48 años.

Doña Ivania Cruz Aburto, pide la liberacion de su hermano Carlos Alberto Cruz. HOY/Mynor García
Doña Ivania Cruz Aburto, pide la liberación de su hermano Carlos Alberto Cruz. HOY/Mynor García

Él fue secuestrado por parapolicías el domingo 8 de julio en la iglesia evangélica La Roca, a la cual pertenece, y se encuentra preso en El Chipote. En ese momento hacía labores de vigilancia, porque la iglesia iba a ser inaugurada.
Dos miembros más del templo que ahí se encontraban fueron también secuestrados, pero ya fueron puestos en libertad.

“No había orden de captura, los paramilitares pasaron, lo montaron en la camioneta y se lo llevaron. Ahora estamos esperando que se haga la verdadera justicia”, dijo la mujer de 55 años.

Golpeado

Crimen organizado y daños a la propiedad son las causas de las que se acusa a don Carlos Alberto. Él es zapatero y vende frutas de manera ambulante.  La audiencia inicial se efectuará en los juzgados de Managua el 24 de agosto. Su hermana cree que fue golpeado, porque le vio una herida en la cabeza.

“Él aparenta estar bien, pero a veces habla cosas incoherentes. Yo pido que sea dado en libertad y que se investiguen bien los hechos para que den con los verdaderos culpables de esos delitos”, confió Cruz.

Exigirán libertad
La Policía presentó como miembros de grupos delictivos a varios jóvenes que sus familiares buscaban ayer. Entre los detenidos se cuentan a Miguel Ángel González, de 19 años; Jenny Holman Zapata Zelaya, de 36, y Genaro Antonio Soza Méndez, de 18. Igualmente la Policía presentó a Lenín Salablanca Escobar, de 36 años, arrestado en Santo Tomás, Chontales, donde supuestamente agredió una marcha orteguista. Entre abril y junio Salablanca permaneció en el tranque que la población autoconvocada de Juigalpa, Chontales, mantuvo en la entrada principal de la cabecera departamental. Otro de los presentados fue el joven Ken Tórrez, cuya familia denunció que fue secuestrado en la caravana que los autoconvocados pretendieron llevar hasta Masaya, saliendo de Managua, el domingo. Los familiares de este joven exigieron su liberación y anunciaron para hoy un plantón en Metrocentro, a las 5:00 de la tarde. Su padre dijo que varios compañeros de trabajo y amigos expresarán su solidaridad esta tarde, en favor del joven administrador de empresas.

 

 

 

 

 

 

...

Notas Relacionadas