“Nosotros no somos así”, dijo el ministro de Seguridad de Costa Rica

Antes de los disturbios se conocieron un sinnúmero de noticias falsas

Costa Rica, disturbios, nicaragüenses, detenidos, xenofobia, parque, la merced, ministro de seguridad, ortega, Nicaragua, crisis

El ministro de Seguridad, Michael Soto, anunció la noche del sábado que el parque de La Merced permanecerá custodiado por la Fuerza Pública indefinidamente, luego de las manifestaciones xenofóbicas. HOY / Cortesía de Grupo La Nación

HOY

Michael Soto, ministro de Seguridad, no descarta que alguien orquestara las agresiones xenofóbicas que se produjeron el sábado, en San José. En su criterio, lo que ocurrió no es normal.

Así reaccionó al consultársele si el Gobierno maneja información sobre la presunta infiltración de orteguistas para promover la xenofobia en Costa Rica.

“Nosotros no descartamos esa posibilidad, hemos tratado de identificar a todas las personas que están en todos los puntos donde están concentrados los migrantes para conocer quiénes son…, eventualmente podría ser”, señaló el jerarca.

“Lo que ocurrió ayer es atípico, y es ahí donde eso podría tener sentido. Nosotros no somos así”, sostuvo el ministro en una conversación con La Nación.

El sábado, el jerarca afirmó que quienes participaron en las agresiones xenofóbicas “pertenecen a algunos grupos que se dedican a actividades criminales o con algunas ideologías que no son propias de la idiosincracia costarricense, por ejemplo, sujetos con cruz esvástica en sus ropas o en sus cuerpos”.

Agregó que algunos pertenecen a barras de diversos clubes de fútbol del país y que varios tienen antecedentes criminales, principalmente por delitos contra la vida y contra la propiedad. Un total de 44 personas resultaron detenidas.

Noticias falsas

Antes de los hechos, en redes sociales se produjo una ola de noticias falsas sobre nicaragüenses en Costa Rica, en la que se afirmaba, sin fundamento, que quemaban banderas costarricenses, que se estaban construyendo precarios para refugiados o que se les iba a dar ayuda económica a las mujeres trans nicaragüenses.

El exdiputado de Alianza Demócrata Cristiana, Mario Redondo, declaró el sábado tener información de que sandinistas habían infiltrado personas para tratar de exacerbar los ánimos entre costarricenses y nicaragüenses, a fin de ganar apoyo para el régimen de Daniel Ortega.

Consultado por La Nación, Redondo afirmó: “Con base en fuentes confiables, llamo la atención para que no caigamos en la trampa de que hay intereses de grupos cercanos al gobierno sandinista para generar incidentes que polaricen las diferencias entre costarricenses y nicaragüenses con el objetivo de desviar la atención del conflicto interno nicaragüense y darle aire al gobierno (de Daniel Ortega) para restablecer o revivir los sentimientos nacionalistas y anticostarricenses”.

“Estoy en contra de cualquier manifestación de odio, xenofóbica”, agregó Redondo.

La fiscala general, Emilia Navas, informó de que las seis personas que la Policía remitió al Ministerio Público, por resistencia a la autoridad, ya están libres, pero se les abrió un expediente judicial. Precisó que tres de ellos legaron sin parte policial.

Otros seis fueron pasados a la Fiscalía Penal Juvenil y otros 32 al Juzgado Contravencional.

El ministro de Seguridad agregó que el ingreso de nicaragüenses al país, producto de la crisis política que vive Nicaragua desde abril y que contabiliza más de 300 muertos, no ha conllevado un incremento de eventos violentos aquí ni de delitos cometidos por nicaragüenses.

“No tenemos ninguna situación. Obviamente la población nicaragüense en el país es alta y, de cuando en cuando, aparecen cometiendo delitos, ahí están las estadísticas. Ha sido lo de siempre; hay extranjeros que vienen y aportan mucho, la mayoría, y hay otros que no”, indicó el jerarca.

Aparte de los hechos de San José, el Ministerio de Seguridad no tiene reportes de otras alteraciones de orden público.

Tras el disturbio, el Gobierno también anunció acciones contra la migración ilegal, tal como algunos sectores, incluso políticos, lo piden.

“La gente que se estaba manifestando ayer era contra todo lo tiene que ver con migración. Estamos en un Estado de derecho, pero las personas que están indocumentadas, es también el deber nuestro, en cumplimiento de la ley, tramitar eso”, enfatizó Soto.

La Defensoría de los Habitantes cuestionó la capacidad institucional del país para la llegada de más migrantes a causa de la crisis política nicaragüenses. Según datos del gobierno, 23.000 personas han solicitado refugio en el país.
El funcionario repeló estas críticas, y aseguró que los esfuerzos están encaminados.

Creo que lo que estamos haciendo es articularnos como Estado, porque una institución sola no va a poder y hay un plan que ha salido de todas las instituciones para hacer un abordaje en toda la línea. Pero, entonces, las personas que dicen eso, de repente desconocen toda esa articulación, que no es culpa de ellos. Aquí no es solo de seguridad, porque aquí todo el mundo lo focaliza desde la seguridad, pero es de salud, educación, del IMAS, es de todo el Estado. Uno a esto le puede ver muchas aristas negativas, pero es momento de bajarle el tono, de sumarnos todos”, respondió.

Sobre la seguridad en frontera, el ministro asegura que no es posible cuidar cada espacio, precisamente por la longitud de la zona fronteriza, tanto en tierra como marítima.

En cuanto al desempeño por parte de Migración, Soto indicó que el país debe respetar lo dispuesto en convenios internacionales en materia de inmigración.

...

Notas Relacionadas