Todos con leche materna para tener niños sanos

Es el mejor alimento y la mejor bebida que se le puede dar a una criatura en los primeros seis meses de vida.

HOY/Thinkstockphotos.com

Es una tradición celebrar y promover en el mundo en la primera semana de agosto la lactancia materna, garantía para el desarrollo sano de la infancia y ahorro de recursos de todo tipo de países empobrecidos como el nuestro.

Los conflictos sociales que se viven por estos días pueden hacer y condicionan que olvidemos estratégicas tareas de educación y cuido de la salud infantil y general de la población. De especial importancia es el hecho de que el ser humano busca siempre la comodidad del biberón, de la leche en polvo o líquida que se vuelven amenaza a la infancia.

No podemos olvidar los mensajes sobre la leche materna:

1. Es el mejor alimento y la mejor bebida que se le puede dar a una criatura en los primeros seis meses de vida. Recordemos que protege contra la diarrea, la tos, los catarros y otras enfermedades comunes.

2. De inmediato, al venir al mundo el recién nacido está listo para tomar leche del pecho. Nadie debe tener temor “que está muy chiquito”, que se puede ahogar” o “ que le puede hacer daño”.

3. El hecho de que el bebé “chupe” o succione va estimular a la madre para que produzca leche materna en cantidad suficiente para satisfacer a la mayoría de los lactantes. Cuando la criatura llora entre mamada y mamada no significa que tenga hambre, solamente necesita recibir mayores cuidados y algunos de ellos solo necesitan succionar el pezón para consolarse. ¡Se duermen deliciosamente chupando el lindo pezón de sus bellas madres! Y no se olviden las madres que esa succión frecuente va ayudar a evitar la hinchazón y el dolor de los pechos.

Cuando las mamas duelen no es momento de renunciar a la lactancia, es la lactancia la que le producirá alivio de estas molestias.

4. Alimentar al bebé en esos primeros seis meses con pacha o biberón puede ser causa de enfermedades graves o de la muerte del niño. Está demostrado que alimentar al niño con pacha tiene 25 veces más probabilidad de morir por diarrea que cuando recibe pecho materno. Si por caso de fuerza mayor tiene que darle al bebé leche no materna, utilice una taza que es más segura que el biberón o el chupete.

5. La lactancia materna deberá mantenerse hasta bien entrado el segundo año de vida del niño y mucho más de ser posible. Cuando una madre “no le baja la leche” y otra madre puede brindarle leche a esa criatura, se dice popularmente que son “hermanos de leche”. Todos los nicaragüenses debemos vernos como hermanos de leche porque provenimos de las lindas madres de una nuestra gran Madre Patria, que es Nicaragua. ¡Larga vida y prosperidad!

Clínica del especialistas Dr. Maltez: de la rotonda El Periodista 3 cuadras al lago # 15, Managua. Tel.: 2223-4333/ 8903-6211/ 8854-7884. Correo electrónico: maltezvic@hotmail.com

...

Notas Relacionadas