Abundan tomadores en el Roberto Huembes

Trabajan, duermen, comen y toman licor en el centro de compras

Héctor Sevilla duerme en el centro de compras, alega que con él se quedan tres personas más, todos se hacen compañía. Manuel Esquivel

HOY

El sector sur del mercado Roberto Huembes se ha convertido en un “refugio” para muchos bebedores consuetudinarios.

Héctor Sevilla, quien lleva más de cinco años viviendo en este lugar, cuenta que algunos comerciantes del centro de compras les dan oportunidad de trabajar; cargan canastos, sacos, limpian, recogen basura y hacen mandados a cambio de dinero o un servicio de comida.

Sevilla, de 27 años, quien es conocido en el Huembes como el Gemelo, asegura que solo toma licor de noche, de día le gusta andar sobrio para que la gente confíe y así poder recoger 1,000 córdobas que debe entregarle a su hijo de 10 años.

“El dinero de mi niño es sagrado, yo puedo beber bastante, pero no toco lo que a él le pertenece, siempre se los voy a dejar porque no me cuadraría que viniera aquí y me viera en esta situación, mejor de larguito”, comenta Héctor.

Seguridad

 

Algunos tomadores pasan el día tirados sobre la cuneta o pasillos, algunos comerciantes se quejan y los mandan a otro lugar.
Manuel Esquivel

Hay algunos pobladores que evitan pasar por el pasillo que se ubica en frente de la terminal de buses, temen que el grupo de personas que se ponen a tomar ahí atenten contra su seguridad.

Héctor explica que la mayoría son sus amigos y ninguno es ladrón.

“Nosotros trabajamos, los comerciantes que venden aquí lo saben, les pueden dar fe; negra, no nos gusta hacerle daño a nadie, más bien les ayudamos si podemos, nuestro único pecado es beber, es porque nos gusta, ojalá algún día podamos cambiar, quizás cuando nuestras familias nos dejen de dar la espalda”, manifiesta el joven.

La comerciante Julieta Delgado alega que aunque la presencia de los tomadores afecta la imagen del centro de compras, no hay que denigrarlos, pues más bien necesitan que alguien los tome en cuenta.

“Aquí los borrachos casi no molestan, si así fuera sería más difícil afrontar la realidad, tendríamos que pedir apoyo de las autoridades, pero uno les da la mano, siempre les dice que se compongan, pero no hacen caso”, refiere la marchante.

No hay datos exactos
Según un funcionario de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) del Huembes que pidió omitir su nombre, hay aproximadamente cincuenta tomadores que deambulan por todo el centro de compras.

Considera que en el Huembes hay más bebedores que en el Mayoreo y Oriental, por la cantidad de bares que hay en la zona. Menciona que hasta el momento no se reportan incidentes con este tipo de personas.

 

...

Notas Relacionadas