Plan para lograr vender más ropa en el Oriental

Pondrán piezas en liquidación

Los clientes que visitan el mercado Oriental ahora se detienen a cotizar las distintas piezas, hace algunas semanas no. Los comerciantes también los llaman a través de palabras amables. Manuel Esquivel

HOY

La mayoría de comerciantes de ropa en el mercado Oriental se plantearon, desde el pasado fin de semana, aumentar las ventas poniendo en liquidación todas esas piezas que tienen guardadas desde que empezó crisis sociopolítica en el país.

El objetivo es recuperar algo de dinero para empezar a meter nueva mercadería.

La comerciante Paola Medrano comenta que el esfuerzo es colectivo y surgió ante la falta de dinamismo que ha habido en el sector.

“Estamos tomando el riesgo porque no podemos seguir paralizados, necesitamos atraer a los clientes y convencerlos de que pronto vamos a estar surtiendo los negocios con una nueva moda, los últimos meses del año siempre han sido los mejores y tenemos fe que este no será una excepción”, menciona Medrano.

Aceptación

La mayoría de descuentos están reflejados a través de rótulos. Eso también le llama la atención al cliente.
Manuel Esquivel

El comerciante Ervin Palacios asegura que la estrategia de ofrecer descuentos a los pobladores tiene buenos resultados, puesto que entra más gente al mercado, en comparación con las semanas anteriores.

“Estamos conscientes que a nuestros clientes les gustan las cosas rebajadas, un ejemplo claro es que esas camisas que antes estaban a 350 córdobas, hoy están a 200, les estamos dando precios que normalmente son por docena, pero lo que queremos es levantarnos, toca sacrificarnos”, señala el marchante.

Palacios indica que este tipo de táctica favorece a los pobladores que buscan emprender un negocio, o que ya lo tenían pero no habían querido abastecer.

“La ventaja es que esos pequeños comerciantes tienen sus clientes a los que les dejan la ropa en pagos, también se arriesgan porque a como están las cosas a algunos se les dificulta pagar, pero necesitamos avanzar de alguna forma, y hay que asumir las consecuencias”, subraya el vendedor.

Por su parte, la pobladora Lilia Castillo manifestó que le parece muy buena la iniciativa de los comerciantes, pues “hay que tocar todas las puertas”. Castillo estaba comprando ropa para niño, aprovechando los bajos precios.

Mayoristas y minoristas
Los marchantes también usan las redes sociales para vender su mercadería, a muchos les funciona.

La mayor parte de ropa es seleccionada, pero en excelente estado. Los mayores descuentos están en blusas para damas, por docena y unidad. Y en pantalones para hombres.

Algunos negocios le dan la opción a los clientes que compran por docena de elegir mismos colores y tallas en piezas de ropa.

...

Notas Relacionadas