Quinceañera que mató a su hermano enfrentará proceso en libertad

El niño fue encontrado dentro de dos sacos y sus familiares negaron que haya sido violado como informaron algunos medios

Hermano

En esta patrulla fue llevada la menor a los juzgados de Masaya. La familia no desea cárcel para la quinceañera, quien es madre de un niño de dos años. Ella recibirá atención psicológica. HOY/Wilih Narváez

HOY/MASAYA

Doble golpe recibió la familia del niño Danny Germán Puertas Sotelo, asesinado y encontrado el domingo dentro de dos sacos rojos. La autora del crimen fue su propia hermana de 15 años.

“¿Y ahora qué hago con un hijo en el cementerio y la otra en cárcel?”, se lamentaba Oneyda Sotelo, según expresó Alfonso Sotelo, abuelo materno de los menores.

Pobladores de la comunidad Valle de la Laguna, en el departamento de Masaya, están consternados tras enterarse de la muerte del niño cuyo cuerpo fue encontrado a unos 500 metros de su vivienda.

Las investigaciones dieron un giro que dejó a muchos con la boca abierta. Don Alfonso manifestó que su nieta de iniciales W.F.P.S. confesó que mató a su hermanito que cumpliría 8 años.

No fue fácil para la menor, pues se vio obligada a delatarse luego que la técnica canina la marcó en par de ocasiones. “‘¿Usted tiene algo qué decirnos?’, le dijo un oficial y ella respondió: ‘Fui yo’”, relató don Alfonso.

Danny estaba desaparecido desde el sábado en la tarde cuando supuestamente salió a jugar con unos vecinos, pero eso nunca ocurrió.

Niño sufrió caída

Hermano
En estos sacos fue encontrado el niño. HOY/CORTESÍA

 

“Ellos comenzaron jugando. El niño se cayó y partió la boca. Ella se fue a lavarlo, pero él comenzó a llorar, como no paraba de llorar, entonces ella le apretó el cuello”, dijo don Alfonso que confesó su nieta.

Al niño le faltó la respiración. Asustada la adolescente lo llevó a la cama, buscó hojas de naranja agria, pero no respondió. Se dio cuenta que había muerto.

“Fue a cavar un hoyo para enterrarlo, pero como está pequeña y para agarrar una coba le chimaron las manos, se fue a buscar dos sacos para meterlo, y se quedó callada. Esperó un poquito más la tarde y a las 5:30 p.m. (del sábado) se fue a dejarlo donde lo encontraron (a unos 500 metros de la vivienda”, relató don Alfonso.

La búsqueda del pequeño se dio durante la tarde y noche del sábado sin resultado alguno. El domingo, reanudaron la búsqueda y fue la adolescente quien simuló haberlo encontrado dentro del saco.

Jenny Sotelo Ruiz manifestó que el médico forense examinó en el sitio a su sobrino, quien fue velado unos minutos y sepultado el mismo día.

El niño cursaba segundo grado en el Colegio Público José Augusto Flores Zúniga, de Masaya.

“Era un niño alegre y bien platicón”, dijo Jenny con nostalgia.

La familia desmintió los rumores de que el niño fue violado, a como informaron algunos medios de comunicación. Los menores eran hermanos de padre y madre.

Proceso en libertad

La adolescente ayer fue llevada al Complejo Judicial de Masaya, donde se celebró la audiencia preliminar.

Vía telefónica, don Alfonso manifestó que su nieta enfrentará el proceso en libertad y estará en otra vivienda de familiares.

“El (juez) nos la entregó para llevar el proceso en libertad. La mamá está de acuerdo. Ella ya dijo que nunca pensó hacer con su hermano, recibirá tratamiento (psicológico)”, manifestó el adolorido abuelo.

Hermano
Danny Germán Puertas Sotelo (q.e.p.d). HOY/Cortesía

...

Notas Relacionadas